España mantiene su oposición a una tasa sobre los billetes aéreos para financiar el desarrollo

Los ministros de Economía y Finanzas de la UE volvieron a mostrar sus diferencias respecto a los mecanismos financieros que puede utilizar cada Estado miembro para cumplir sus compromisos con los países pobres, en especial, el objetivo histórico de alcanzar el 0,7% del Producto Interior Bruto (PIB) para la ayuda oficial al desarrollo (AOD) en 2015. España reiteró que no está dispuesta a imponer una tasa solidaria sobre los billetes aéreos para no afectar al turismo, que es su primera fuente de ingresos.

Los ministros de Economía y Finanzas de la UE volvieron a mostrar sus diferencias respecto a los mecanismos financieros que puede utilizar cada Estado miembro para cumplir sus compromisos con los países pobres, en especial, el objetivo histórico de alcanzar el 0,7% del Producto Interior Bruto (PIB) para la ayuda oficial al desarrollo (AOD) en 2015. España reiteró que no está dispuesta a imponer una tasa solidaria sobre los billetes aéreos para no afectar al turismo, que es su primera fuente de ingresos. Los Veinticinco intentaban acercar posiciones de cara a la reunión de Naciones Unidas que se celebrará entre los próximos 14 a 16 de septiembre en Nueva York destinada a impulsar los denominados Objetivos del Milenio, que incluyen la reducción de la pobreza extrema y el hambre a la mitad, la educación primaria universal, la promoción de la igualdad de género, la reducción de la mortalidad materna en tres cuartos, de la mortalidad infantil en dos tercios, y el combate al sida, la malaria y otras enfermedades. Esta reunión hará un repaso sobre los progresos para lograr estos objetivos y fijará la agenda de desarrollo para la próxima década. El secretario de Estado de Economía, David Vegara, subrayó que España sigue comprometida en lograr en 2008, dos años antes que los compromisos europeos, el 0,5% de su PIB en AOD. Según los acuerdos alcanzados este año, los quince miembros más antiguos de la Unión incrementarán el gasto en ayuda para el desarrollo a un mínimo de 0,51 por ciento de su PIB antes de 2010, y los diez nuevos miembros intentarán alcanzar un 0,17 por ciento. La meta es lograr el 0,56% antes de 2015, respecto a los niveles de 1990. Este incremento significaría 20.000 millones de euros adicionales hasta 2010, lo que sería un paso previo para el cumplimiento en 2015 de la promesa histórica, lanzada en los años setenta, de destinar 0,7 por ciento de su PIB a la cooperación para el desarrollo. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.