Brasil: Varig presenta un plan de reestructuración para evitar la quiebra

La aerolínea brasileña Varig presentó ayer a la justicia un plan de reestructuración, que contempla la creación de una nueva empresa y un recorte del 13% de su plantilla, para salir de la delicada crisis financiera que la tiene al borde de la quiebra.

La aerolínea brasileña Varig presentó ayer a la justicia un plan de reestructuración, que contempla la creación de una nueva empresa y un recorte del 13% de su plantilla, para salir de la delicada crisis financiera que la tiene al borde de la quiebra. La compañía resultante de la reestructuración, denominada Nueva Varig, agruparía parte de los activos y rutas que la aerolínea tiene actualmente y su gestión sería compartida a manera de consorcio con la actual empresa, según el plan presentado al Octavo Tribunal Empresarial de Río de Janeiro. Según lo dispuesto en el artículo 60 de la nueva ley de quiebras brasileña, la nueva compañía no tendría la obligación de asumir posibles pendencias jurídicas de la actual empresa, incluidas las tributarias, y una vez solucionados los problemas financieros, las dos volverían a ser una sola. Los acreedores de la compañía podrían cambiar las deudas a recibir por participación en la nueva empresa, mientras que la Fundación Rubén Berta, controladora de Varig, asumirá una posición minoritaria al final del proceso, según un comunicado de la aerolínea. Varig, que arrastra una deuda de unos 3.275 millones de dólares, según su último balance, está desde junio pasado en proceso de "recuperación judicial", mecanismo de la nueva ley de quiebras, pero con el plan presentado ayer aspira a alcanzar el equilibrio financiero en 2010. "Existe un escenario que, si no es maravilloso, tampoco es horrible. El escenario nos muestra, en el tiempo, la posibilidad de una recuperación", dijo el juez Luiz Roberto Ayoub, uno de los que se encargará de estudiar el caso Varig. El nuevo plan pretende "transferir parte de las operaciones de Varig, (sus aerolíneas controladas), Río Sul y Nordeste para una nueva compañía, una unidad de negocios aislada", agregó el comunicado. Igualmente contempla la reducción del 13 % del número de empleados de la compañía, lo que en parte se conseguiría con el traslado de su centro de operaciones del aeropuerto internacional de Río de Janeiro para su similar de Sao Paulo. La aerolínea se comprometió además a mantener su flota de 78 aeronaves, pero pretende unificarla, pues la empresa opera nueve tipos de aviones, lo que aumenta los costes operativos. Varig también quiere revisar sus rutas nacionales e internacionales e implantar operaciones de vuelos compartidos, una experiencia que ya tuvo entre 2003 y mediados de este año con TAM, líder en el mercado interno. Según Varig, el cambio en su estructura no afectará a los pasajeros ni a los usuarios de su programa de millas Smiles, que "serán incorporados al consorcio". El plan debe ser aprobado por un comité de acreedores que será elegido el 24 de este mes y no incluye las deudas de la compañía con el Gobierno, el mayor acreedor de Varig. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.