China producirá experimentalmente reactores de pasajeros

China comenzará antes de finales de año a producir, con carácter experimental, sus primeros aviones de pasajeros, con el objetivo de entrar en un mercado hasta ahora dominado por la europea Airbus, la estadounidense Boeing o la brasileña Embraer, informó ayer la prensa local.

China comenzará antes de finales de año a producir, con carácter experimental, sus primeros aviones de pasajeros, con el objetivo de entrar en un mercado hasta ahora dominado por la europea Airbus, la estadounidense Boeing o la brasileña Embraer, informó ayer la prensa local. El avión, denominado ARJ-21, ha superado las pruebas preliminares de evaluación, será montado en los próximos meses y hará su vuelo inaugural a finales de 2006, con vistas a su futura fabricación en cadena, destacó Huang Qiang, presidente del fabricante chino AVIC I, citado ayer por el diario China Daily. La fabricación de componentes del ARJ-21 (siglas en inglés de Jet Regional Avanzado para el Siglo XXI) comenzó ya en 2003. El aparato, que tendrá una capacidad máxima de 105 pasajeros, está pensado para vuelos de trayecto corto y se destinará sobre todo a viajes dentro del territorio chino, según los responsables de su fabricación. Con el ARJ-21, China espera acabar con su dependencia de empresas extranjeras para satisfacer la demanda de aviones en el prometedor mercado chino, donde se prevé que harán falta 2.600 nuevos aviones hasta el año 2020, en su mayoría aparatos de pequeño tamaño, lo que supone un mercado potencial de unos 213.000 millones de dólares. AVIC I, que hasta ahora centraba su trabajo en la fabricación de componentes para aviones Boeing y otras empresas extranjeras, así como cazas de uso militar, emplea a 200.000 personas y tiene 53 compañías subsidiarias. Sus responsables aseguraron que ya han recibido 35 órdenes de compra del ARJ-21, procedentes de aerolíneas chinas, y esperan vender unos 300 aparatos en los próximos 20 años. Por otro lado, la otra gran constructora aeroespacial china, AVIC II (centrada en helicópteros y avionetas) anunció que probablemente hacia 2010 se abrirá al libre mercado el espacio aéreo de baja altura de China, con el fin de que sea usado por aparatos de pequeño tamaño. Durante décadas, la Comisión Militar Central de China ha prohibido el uso del espacio aéreo por debajo de los 3.000 metros, pero según el presidente de AVIC II, Zhang Hongbiao, la creciente demanda de pequeños aparatos privados o de uso oficial acabará obligando al Gobierno a abrir ese mercado. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.