Diario 5326 19.07.2018 | 00:45
Hosteltur: Noticias de turismo

La OMT hace hincapié en la necesidad de una buena gestión de los destinos culturales para evitar la saturación

17 octubre, 2005
En los próximos años el turismo cultural se verá favorecido entre otros factores porque se está produciendo en Europa un envejecimiento poblacional. Aumenta la media de edad de la población, lo que hará que haya más gente deseosa y con tiempo libre para consumir este segmento turístico.
En los próximos años el turismo cultural se verá favorecido entre otros factores porque se está produciendo en Europa un envejecimiento poblacional. Aumenta la media de edad de la población, lo que hará que haya más gente deseosa y con tiempo libre para consumir este segmento turístico. Así lo aseguró el director general de afiliados de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Antonio de la Morena, durante el seminario "Estado actual y desarrollos futuros del turismo cultural" que la organización celebró ayer en el marco de la II Feria Internacional de Turismo Cultural de Málaga. En su opinión, "el progreso médico y las mejoras en los medios de transporte hacen que pueda ser fácil viajar en buenas condiciones para la gente de más edad", por lo que vaticinó que "el turismo cultural es una promesa". No obstante, De la Morena advirtió que hay dos cuestiones a las que tiene que hacer frente el turismo en general: la sostenibilidad y la saturación. En este sentido aseguró que tanto Boeing como Airbus prevén que se triplique el número de viajes en los próximos quince años. "Debido a otros muchos motivos tendremos mucho más turismo y tendremos que gestionar mejor los destinos para hacer frente al riesgo de saturación", resaltó. Asimismo, destacó que "hay que tener en cuenta que los destinos culturales no estaban pensados para ser visitados por millones de personas". El representante de la OMT aconsejó la aplicación de ciertas técnicas de gestión para poder hacer posible la visita de toda esa gente. Así por ejemplo, se tiene que proceder a la gestión de colas y a la gestión de flujos hacia sitios de mayor interés con la colaboración de los guías para que no se paralicen los grupos y no se bloquee la visita de los puntos más importantes de los monumentos. "Hay que organizarlo muy bien, desde las llegadas a los aparcamientos para los vehículos pasando por los soportes técnicos para ilustrar la visita en diferentes idiomas", comentó. "El patrimonio cultural, tanto material como inmaterial, no sólo debe comercializarse sino que además debe prepararse adecuadamente para recibir una determinada carga de visitas", concluyó. (Araceli Guede/Enviada especial a Málaga/HOSTELTUR) (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.