Diario 5327 20.07.2018 | 01:36
Hosteltur: Noticias de turismo

Los hoteles de Mallorca rondarán el 60% de ocupación en el puente de Todos los Santos para cerrar un final de temporada "muy positivo"

29 octubre, 2005
Los hoteles de Mallorca van a cerrar el final de temporada de 2005 con una cifra positiva más. La ocupación durante este puente de Todos los Santos va a rondar el 60% de ocupación siempre y cuando la climatología del fin de semana y comienzos de la próxima sea benigna, según han asegurado a HOSTELTUR fuentes de la Federación Hotelera de Mallorca. Las zonas que tendrán una mejor ocupación serán las cercanas a la ciudad de Palma, como son el caso de Magalluf y Peguera, en Calviá; y Platja de Palma, que se encuentra en los términos municipales de la propia capital mallorquina y de Llucmajor.
Los hoteles de Mallorca van a cerrar el final de temporada de 2005 con una cifra positiva más. La ocupación durante este puente de Todos los Santos va a rondar el 60% de ocupación siempre y cuando la climatología del fin de semana y comienzos de la próxima sea benigna, según han asegurado a HOSTELTUR fuentes de la Federación Hotelera de Mallorca. Las zonas que tendrán una mejor ocupación serán las cercanas a la ciudad de Palma, como son el caso de Magalluf y Peguera, en Calviá; y Platja de Palma, que se encuentra en los términos municipales de la propia capital mallorquina y de Llucmajor. Con este porcentaje de ocupación, alto para esta época del año, se cierra un mes de octubre muy positivo para el sector en la Isla, tal y como han valorado desde la propia patronal. De hecho, el final de temporada positivo ha provocado que un 35% de establecimientos hoteleros permanezcan abiertos durante la primera semana del mes de noviembre, mientras que la tendencia tradicional todos los años, y máxime los anteriores, era que el 70% de los hoteles ya estuvieran cerrados en el puente de Todos los Santos. Según ha reconocido la FEHM, el perfil del turista que viajará este puente a Mallorca, al igual que ocurre en el resto de España, es el de un viajero nacional, que permanecerá en la Isla en torno a tres o cuatro días, y de clase media o media alta. Gran importancia para los hoteles de Mallorca van a tener los turistas locales de la propia Isla, según la FEHM, ya que "en los últimos días están surgiendo numerosas ofertas en las agencias locales que fomentan la estancia de tres o cuatro días en establecimientos". En este caso, asegura la patronal hotelera, el componente familiar va a tener gran importancia. (Juan Miguel López/HOSTELTUR)(hoteles@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.