La inauguración del AVE a Toledo desata una riada de críticas

La inauguración del corredor de Alta Velocidad entre Madrid y Toledo ha provocado numerosas críticas que contrastan con el tono triunfalista de los discursos políticos. Alrededor de un centenar de trabajadores y usuarios del AVE se manifestó a las puertas de la estación de tren de Toledo. Por un lado, una treintena de supervisores de servicios que trabajan en las líneas del AVE mostró su disconformidad con pitadas ante la decisión de la dirección de la empresa de suprimir la figura del supervisor del servicio de abordo en la puesta en marcha del tren de alta velocidad.

La inauguración del corredor de Alta Velocidad entre Madrid y Toledo ha provocado numerosas críticas que contrastan con el tono triunfalista de los discursos políticos. Alrededor de un centenar de trabajadores y usuarios del AVE se manifestó a las puertas de la estación de tren de Toledo. Por un lado, una treintena de supervisores de servicios que trabajan en las líneas del AVE mostró su disconformidad con pitadas ante la decisión de la dirección de la empresa de suprimir la figura del supervisor del servicio de abordo en la puesta en marcha del tren de alta velocidad. En este sentido, el portavoz de la Confederación General de Trabajadores, Carmelo Sierra, afirmó que en todos los trenes que circulan por las vías del AVE va a bordo un supervisor, y por primera vez, en el AVE Madrid-Toledo "lo han reducido sin aducir ningún motivo". Así, un miembro del Comité de Empresa Puerta de Atocha, Arturo Vizcaíno Bonilla, reivindicó igualmente la figura del supervisor y subrayó que esta medida provocará "falta de seguridad" en el tren y falta de apoyo a los usuarios en un posible accidente, o en caso de que a un parapléjico haya que atenderle, ya que el maquinista no puede hacerlo sólo. Vizcaíno Bonilla aseguró que esta medida la han impuesto sin negociar, y esto, apuntó, "implica que en el futuro se supriman puestos de trabajo". Además, indicó que los sindicatos han convocado una comisión de conflictos y convocarán unos días de huelga en caso de que mañana a las cinco de la tarde no lleguen a un acuerdo. "Estos días de huelga afectarían a casi todos los viernes y domingo del mes de diciembre", apostilló. Igualmente, trabajadores de CC.OO se mostraron indignados porque, según explicaron a los medios, "la llegada del AVE a la ciudad ha traído consigo una reducción de puestos de trabajo en Toledo", pues se ha dado por "sobrantes" a siete interventores, al contrario de lo que ocurrió con la puesta en servicio en ciudades como Ciudad Real y Puertollano, donde se aumentaron. AVE caro Por otro lado, miembros de la asociación "AVE Toledo útil" se concentraron también a las puertas de la estación, para quejarse de que la llegada del tren de Alta Velocidad ha sido un "engaño" para los trabajadores y estudiantes que diariamente tienen que ir a trabajar a Madrid. Asimismo, calificaron al servicio de "elitista", "incómodo", y "poco flexible". En este mismo sentido se manifestó el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Toledo, José Manuel García, quien consideró que el tren es "caro" si se suman los gastos de transporte, aparcamiento y enlace con trasportes urbanos, aunque avanzó que será el "día a día" el que dirá lo que es interesante o no para la gente que utilizará este tren. AVE barato Las protestas por el precio también se han dejado escuchar en Aragón, aunque en este caso no era su alto coste lo que provocaba el descontento, sino todo lo contrario. Los partidos Chunta Aragonesista (CHA), Partido Aragonés (PAR) y Partido Popular (PP), han denunciado, por "injusta" con los aragoneses, la política de precios de Renfe ante los bonos que ha habilitado para el recién inaugurado trayecto de la línea de alta velocidad entre Madrid y Toledo. En rueda de prensa, el presidente de Chunta Aragonesista (CHA), Bizén Fuster, denunció ayer que la línea "aragonesa" del AVE ha sufrido "desde el principio" una "discriminación absolutamente inexplicable", porque además de que no hubo siquiera periodo promocional, sigue sin haber bonos, descuentos o promociones, a pesar de que la llegada del AVE supuso la desaparición de otros servicios que obligan a usarlo. Para Toledo, distante unos 75 kilómetros de Madrid, se han establecido precios que oscilan desde 8 euros por viaje a 12 por la ida y vuelta si ésta es el mismo día o 14 si es en distinta jornada, lo que supone, en el billete sencillo, un precio de diez céntimos de euro por kilómetro recorrido. El AVE entre Zaragoza y Calatayud, por ejemplo, cuesta 20 euros el billete sencillo para un trayecto de 86 kilómetros, lo que supone un precio de 23 céntimos por kilómetro. Por su parte, el portavoz del PP en las Cortes, Antonio Suárez, demandó al Ministerio de Fomento una revisión de los precios y ofertas en las líneas de alta velocidad que conectan Zaragoza con distintas ciudades españolas al reclamar para los aragoneses las mismas condiciones que en otras zonas de España y puedan disfrutar de los beneficios que ya tienen los usuarios de Sevilla o Toledo. El portavoz del PAR, Javier Allué, señaló mediante otro comunicado que la diferencia de tarifas en perjuicio de Aragón es "injusta, ofensiva, descarada, irrespetuosa y discrimina a esta Comunidad y a los aragoneses". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.