Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

El sector considera "imprescindible" la mano de obra inmigrante, pese a las dificultades de integración

2 diciembre, 2005
"En el sector hostelero y turístico tenemos el problema común de la mano de obra. Por sus características en cuanto a horarios diferentes al resto de los sectores, actividad en fin de semana, etc., resulta muy poco atractivo para el mercado laboral nacional. Por eso nos resulta imprescindible contar con la mano de obra de los trabajadores inmigrantes, pese a los evidentes problemas de integración que surgen", aseguró ayer en Madrid, el presidente de la Asociación de Cadenas de Restauración Moderna (FEHRCAREM), Bernardo Rodilla, durante la jornada "Integración de los trabajadores inmigrantes en el sector hostelero y turístico", organizada por el Ministerio de Industria y Turismo, y por la Federación Española de Hostelería (FEHR).
"En el sector hostelero y turístico tenemos el problema común de la mano de obra. Por sus características en cuanto a horarios diferentes al resto de los sectores, actividad en fin de semana, etc., resulta muy poco atractivo para el mercado laboral nacional. Por eso nos resulta imprescindible contar con la mano de obra de los trabajadores inmigrantes, pese a los evidentes problemas de integración que surgen", aseguró ayer en Madrid, el presidente de la Asociación de Cadenas de Restauración Moderna (FEHRCAREM), Bernardo Rodilla, durante la jornada "Integración de los trabajadores inmigrantes en el sector hostelero y turístico", organizada por el Ministerio de Industria y Turismo, y por la Federación Española de Hostelería (FEHR). 300.000 inmigrantes "legales" trabajan en hostelería y turismo Precisamente, uno de los sectores con más alto grado de trabajadores inmigrantes es el de la hostelería y turismo, según aseguró el secretario general de la FEHR, Emilio Gallego, cuya organización representa a unas 325.000 empresas, de las cuales 240.000 son bares, 66.000 restaurantes y 15.600 son hoteles. Estas empresas facturaron en 2004 una cantidad superior a los 101.000 millones de euros, lo que supone un 7% del PIB y el 11,5% del total del sector turístico, que da trabajo a 1,26 millones de personas, de los que 266.000 trabajan en el segmento de alojamiento, según Gallego. En cuanto al volumen de trabajadores extranjeros, hay 1,8 millones de inmigrantes cotizando a la Seguridad Social, de los que 300.000 trabajan en la hostelería y el turismo. Del total de inmigrantes, en todos los sectores de la economía nacional, 473.000 son marroquíes, 333.000 vienen de Ecuador (el primer origen de los trabajadores en hostelería y turismo), 192.000 son colombianos y 174.000 rumanos. Durante el proceso extraordinario de regulación que se produjo hace unos meses, de las 700.000 peticiones que se produjeron, 71.000 fueron para hostelería. Es decir, el 10% del total. Contingente Uno de los mayores problemas que afronta el sector hostelero respecto a los trabajadores inmigrantes es su falta de formación y cualificación. Para afrontar este obstáculo, la FEHR está llevando a cabo el sistema de "contingente" o proceso de captación en los países de origen. Este proceso, destinado a las pymes que no tienen recursos, como las grandes cadenas, para desplazarse a los países de origen, consiste en la captación, formación y selección de los trabajadores en sus propios países, así como la posterior evaluación y seguimiento en sus nuevos puestos de trabajo en España. Esta estrategia ha sido adoptada ante los evidentes problemas con que se encuentran las empresas al contratar trabajadores extranjeros, como son el idioma o la idoneidad al puesto de trabajo. Déficit formativo en España A esto se suma las dificultades en cuanto a formación que se encuentran estos trabajadores en España. Como botón de muestra, Gallego señaló que en la Comunidad de Madrid "las escuelas de hostelería ofertaron 1.050 plazas en 2004, mientras que las necesidades demandadas eran de 13.000. Es decir, se produce un déficit de 12.000 plazas". Futura libre circulación de mano de obra En el coloquio con el que se cerró la jornada, un representante de la FEHR puso de manifiesto que "estar en Europa nos condiciona, ya que, aunque todavía no está plenamente operativa la libre circulación de mano de obra, llegará. Esto nos convertirá, no sólo en receptores, sino también en emisores de trabajadores. Nuestra condición de país de tránsito aumentará, y por consiguiente, aumentará, aún más, el nivel de rotación en los puestos de trabajo que se da en nuestro sector". (José Manuel de la Rosa / HOSTELTUR) (actualidad@hosteltur.com)
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.