Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Iberia, Spanair y Air Europa buscan reducir las tarifas de los GDS para 2007

29 diciembre, 2005
Iberia, Spanair y Air Europa prevén reducir las tarifas que estas compañías aéreas deben pagar a los sistemas de distribución, GDS (Amadeus, Sabre, Galileo y Worldspan), tras dejar de pagar a partir del 2007 las comisiones a las agencias de viajes.
Iberia, Spanair y Air Europa prevén reducir las tarifas que estas compañías aéreas deben pagar a los sistemas de distribución, GDS (Amadeus, Sabre, Galileo y Worldspan), tras dejar de pagar a partir del 2007 las comisiones a las agencias de viajes. Se abre otro debate en las negociaciones de las compañías aéreas, esta vez con las centrales de reservas, cuyos valiosos servicios reconocen las aerolíneas con la misma unanimidad con la que juzgan la carestía de sus precios. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA, cifra en 42.000 millones de dólares las pérdidas acumuladas en el sector del transporte aéreo en los últimos cinco años y calcula que no tendrá ganancias hasta 2007. Las compañías aéreas de bajo coste y el precio del combustible son una pesada carga para las aerolíneas, que se ven obligadas a exigir a socios y proveedores que también se aprieten el cinturón para seguir recortando gastos en el futuro. Iberia, Spanair y Air Europa pagan cerca de 4 euros por pasajero/segmento a Amadeus, GDS que tiene en torno al 90% de la cuota de mercado en España, seguido de lejos por Galileo (8%), Worldspan (1,5%) y Sabre (1%). Según fuentes de Air Europa consultadas por EFE, los GDS cobran por estar dentro del sistema, por segmento y por emisión de billetes (ticketing fee). Negociar la rebaja de las tarifas de forma individual por cada aerolínea es harto difícil en un mercado donde existe un "oligopolio total" por lo que la única forma de hacerlo es a través de una alianza aérea. La búsqueda de nuevas alternativas Jaan Albrecht, presidente de Star Alliance, alianza a la que pertenece Spanair, anunció el pasado junio en Nagoya "el ocaso" de las centrales de reservas cuando se refirió a los 1.538 millones de euros que las 16 aerolíneas miembros pagan en concepto de cuotas a los GDS. Esta alianza ha sido la primera en buscar canales de distribución distintos a los actuales y se ha planteado utilizar los GNE (Generation New Entrance) o GDS de menor coste, sistema que de momento opera en Estados Unidos, aunque no se descarta su adaptación en Europa en 2006. Del mismo modo, el subdirector general comercial de British Airways para España, Jordi Porcel, ha declarado a este medio que la llegada de los GDS de bajo coste, o GNE, "constituye un elemento muy importante a tener en cuenta, de cara al ahorro de costes de distribución, un capítulo en el que British ha venido trabajando mucho durante los últimos años". Para el subdirector general los costes en GDS son una parte importante de la estrategia de recortes de gastos que la compañía viene abordando, junto con los recortes de plantilla (13.000 menos empleos hasta 2004) y desarrollo del e-comerce. Ante esta competencia, Amadeus, cuya cobertura es del 95% de los vuelos mundiales, ha señalado que los GNE no son un fenómeno nuevo y que es necesario valorar su contenido, es decir, el número de proveedores que tiene el sistema. Sin embargo, a pesar de la cobertura parcial que actualmente ofrecen los GNE, los GDS se están poniendo las pilas y ya no se limitan a ser meras centrales de reservas, sino que diversifican su negocio hacia la vía tecnológica para facilitar servicios de inventarios o sistemas de gestión de clientes, entre otros. En este sentido, Amadeus declaró a HOSTELTUR: "Hay que tener en cuenta que el hecho de que surjan nuevas opciones es en gran medida el reflejo del valor que la tecnología está aportando y puede aportar al sector de viajes". Los GDS necesitan "reinventar su propio negocio", afirmó el director general de Lastminute.com España, Alfonso Castellano, ya que las aerolíneas de bajo coste y las propias agencias de viajes online les han hecho "tambalearse". Amadeus, que hace algo más de dos años aplicaba a las aerolíneas un cargo fijo por reserva, ha cambiado su sistema tarifario en función de dos criterios, uno según el lugar donde la agencia efectúe la reserva, es decir, si la hace desde el mercado principal de la aerolínea (España para Iberia) y otro según el tipo de reserva (nacional, regional, intercontinental). Este modelo de precios "basado en el valor" sirve como ejemplo del esfuerzo que las centrales de reservas están haciendo por adaptarse a las exigencias de las aerolíneas, cuya estrategia comercial exige un replanteamiento de sus relaciones comerciales con los GDS al igual que lo hacen con el resto de sus proveedores. (Sección Agencias/HOSTELTUR)(agencias@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.