Andalucía puede perder cuota de mercado por el aumento de la oferta en el Algarve

El aumento progresivo de la oferta de golf y de la competitividad de los destinos portugueses, especialmente del Algarve, supone un riesgo para Andalucía, que puede perder cuota de mercado en este segmento, según advierte un informe elaborado por la Consejería de Turismo.

El aumento progresivo de la oferta de golf y de la competitividad de los destinos portugueses, especialmente del Algarve, supone un riesgo para Andalucía, que puede perder cuota de mercado en este segmento, según advierte un informe elaborado por la Consejería de Turismo. El incremento de campos, unido a la "demostrada capacidad" de mercadotecnia del Algarve, supone una "amenaza" para Andalucía como destino de golf, donde se ha producido un encarecimiento que puede reducir la competitividad, indica. El análisis, incluido en el Plan Director de Mercadotecnia de Andalucía para 2006-2008, subraya el gran número de campos de golf "puramente turísticos" que componen la oferta del Algarve, y la "fama" de algunos de sus campos. También recuerda las "posibilidades de promoción" que supone la Copa del Mundo de Golf, recientemente celebrada en esta zona turística portuguesa. El incremento de las dificultades legales y administrativas para la obtención de los permisos necesarios de los proyectos de golf y las incógnitas sobre la posibilidad de riego futuro de los campos, son otras de las amenazas que cita el informe. Entre las debilidades de la oferta de golf andaluza figura el limitado uso turístico de los campos de alto nivel, la pérdida de atractivo de algunos complejos por la excesiva cercanía y volumen de edificaciones, la excesiva presión de juego en temporada alta y la falta de especialización de la planta hotelera relacionada con este segmento. Como fortalezas de Andalucía figuran la variada oferta complementaria, la climatología, y la existencia del campo de Valderrama, en Sotogrande (Cádiz), considerado el número 1 de Europa continental, y algunos de los mejor valorados en Europa. La posibilidad de potenciar aeropuertos de tamaño medio para movilizar operadores turísticos y de planificar el territorio en el que se ubicarán futuros campos, junto a la implicación del sector hotelero, son algunas de las "oportunidades" que tiene la comunidad andaluza para desarrollar el turismo de golf, destaca el documento. Durante 2004 se jugaron 2,4 millones de vueltas en los campos de golf de Andalucía, de las que 1,6 millones correspondieron a las instalaciones de la Costa del Sol. Málaga concentra casi la mitad de la oferta andaluza, si bien se observa un crecimiento de estas instalaciones en las provincias de Cádiz, Huelva y Almería. Británicos, escandinavos y alemanes son los principales emisores de turistas interesados en la práctica del golf, y el periodo que concentra mayor número de visitas va de octubre a marzo, lo que contribuye a romper la estacionalidad. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.