España, único país europeo en el que desciende el revPAR

Recién cerrado el ejercicio 2005, los datos preliminares demuestran que los hoteles de la mayor parte de los países europeos han experimentado una mejora en sus resultados, a pesar de que el contexto social y económico no ha sido siempre el más favorable. La única excepción a esta tendencia positiva es el caso de España, donde se han constatado bajadas tanto en el revPAR como en la ocupación media. Al menos estas son las conclusiones extraídas del estudio que acaba de elaborar la consultora MKG.

Una tendencia apreciada durante 2005 es el incremento del volumen de clientes que viajan de manera individual por negocios, lo que ha provocado un fuerte impacto positivo en la media de precios y en el revPAR. Los destinos del Norte de Europa se posicionan en estos segmentos de mercado directamente relacionados con la actividad económica. Otra tendencia que ha emergido durante el último año es la de los clientes de largo recorrido, sobre todo norteamericanos y japoneses, cuya vitalidad ha animado también la actividad en los hoteles europeos. Débiles resultados de España En 2005, España es uno de los únicos países europeos en registrar una caída del revPAR. La ocupación y los precios medios muestran una tendencia negativa. A pesar de esto, el año 2005 ha tenido mejores resultados que 2004, cuando el revPAR tuvo un retroceso del 7,3%. La caída de los indicadores de resultados debe atribuirse a un fuerte desarrollo de la oferta, debido a la expansión de cadenas nacionales y a la implantación de firmas internacionales durante los últimos años. Por un lado, los establecimientos de nueva apertura tienen durante los primeros meses niveles bajos de ocupación lo que les lleva a políticas agresivas de precios a la baja para ganar cuota de mercado. Por otro lado, después de asentarse en los mejores destinos, las cadenas se están extendiendo en ciudades secundarias que no reportan tan buenos resultados. Debido a esto, la media general tiende a la baja. La evolución geográfica de la red hotelera explica la caída de los indicadores sin que se tenga que considerar que todos los establecimientos hayan experimentado una bajada. Este fenómeno explica los indicadores negativos en España donde los resultados fueron buenos en los principales destinos. Positivos en Reino Unido El año 2005 podría haber sido mucho más difícil para la industria hotelera británica. En primer lugar, hubo un fuerte descenso de la actividad económica, devolviendo al país al nivel de la Unión Europea. Y en segundo lugar, los ataques en la ciudad de Londres también tuvieron efectos negativos. El nivel de ocupación de la capital británica tuvo un importante retroceso después del mes de julio (9 puntos menos en agosto). De todos modos, el revPAR del total del año en los hoteles de Londres ha tenido un incremento del 2%. En estas circunstancias, se trata de un muy buen resultado que demuestra el dinamismo del destino. Con niveles de ocupación siempre muy altos, incluso a pesar del descenso, los hoteles de Londres no cedieron con los precios y mantuvieron una tendencia al alza. Birmingham o Manchester no tuvieron las mismas dificultades provocadas por las bombas y revelan resultados que contrastan. En Manchester, la evolución del precio medio asociada a unos niveles de ocupación muy altos, está dejando ver una tensa situación de un mercado hotelero en el que el revPAR alcanzará un aumento del 6% en 2005. Por otro lado encontramos a Birmingham caracterizado por una situación menos próspera. Los niveles globales de ocupación no son tan altos y el precio medio prácticamente no evoluciona en 2005. El año pasado finaliza con un estancamiento del revPBR (Per Built Room). Variables en Alemania Alemania cierra el año 2005 con un aumento del revPAR de cerca del 2% debido al aumento de los niveles de ocupación, que crecen un 1,4% en comparación con el año anterior. En cualquier caso, los niveles de ocupación en los hoteles de Alemania siguen siendo de los más débiles de Europa con unos porcentajes que superan levemente el 62%. Esto se debe en gran medida al aumento de la oferta durante este último año. Los problemas para llenar estos establecimientos explican el estancamiento de los precios. La situación, sin embargo, varía mucho de un destino a otro. Dusseldorf no se benefició de la organización de eventos y espectáculos y registró un descenso del revPAR de dos dígitos. En contraposición, Koln o Hanover están entre los destinos más dinámicos debido a una subida significativa de los niveles de ocupación. Solidez en Francia En Francia la recuperación se inició desde el principio del año, pero se aceleró en el segundo semestre. En particular, después de dos temporadas de verano decepcionantes, en 2003 y 2004, la época estival de 2005 reportó buenas cifras sobre todo en la Reviera francesa. El mes de noviembre fue especialmente bueno y se tradujo en la mayor subida del revPAR mensual de los últimos 5 años (un 11,3%). En París, la actividad hotelera aumentó gracias a Batimat 2005, el evento internacional de construcción. A pesar de la cobertura informativa alarmista de los acontecimientos en las calles de los suburbios de París en noviembre, el mes de diciembre fue bastante satisfactorio. Aunque podríamos haber esperado lo peor para París como destino a finales de 2005, los resultados preliminares para el mes de diciembre han demostrado ser muy estables en relación al resto del año. En el contexto de una situación económica y política poco favorable debido a la gripe aviaria, el rechazo francés a la Constitución Europea, el fracaso de la candidatura de París para los Juegos Olímpicos o los disturbios en las calles, 2005 confirma la solidez de la industria hotelera francesa cuyo revPAR sólo ha descendido en una ocasión desde 1997 (un 2,4% en 2003). HOSTELTUR (hoteles@hosteltur.com) 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Antonio Mª Núñez Tirado22/01/2006 12:01:00

La mejor prueba del fracaso del sistema de promoción a nivel general. No vendemos "nos compran" por nuestra renta de situación. Si no fuera por eso seríamos un país de cuarta división.
La mejor prueba de ello es que en el turismo no de sol y playa no somos nada pese a todo nuestro potencial de atractivos y recursos.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.