Diario 5350 16.08.2018 | 17:49
Hosteltur: Noticias de turismo

SEPLA emplaza a Fomento a intervenir en los casos de violación de la seguridad aérea

15 febrero, 2006
El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA), que agrupa a 5.500 profesionales, ha solicitado a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, una reunión urgente para conocer las actuaciones previstas por ese despacho respecto a cinco casos denunciados relativos a inseguridad aérea y las medidas adoptadas para prevenir la siniestralidad en la aviación española.
En concreto, el SEPLA hace referencia, en primer lugar, al vuelo de Spanair 316 Madrid-Palma de Mallorca, operado por AEBAL en abril de 2001, caso en el que el ex director de Operaciones de la compañía, Joaquín Garriga, efectuó el trayecto sin provisión de oxígeno de emergencia, "poniendo en riesgo la seguridad de la navegación aérea", según el dictamen del Tribunal de Primera Instancia número 7 de Palma de Mallorca, que le sentenció a una pena de 10 días de arresto. Califican de imprescindible aclarar la actuación del subdirector general de Control del Transporte Aéreo, Luis Rodríguez, y del jefe de la Delegación de Seguridad en Vuelo número 7, Fernando Piña, funcionarios de la Dirección General de Aviación Civil que avalaron el comportamiento del enjuiciado. El segundo caso es el vuelo Iberia 161 Jerez-Madrid, de fecha 5 de enero de 2006, en el que el avión presentaba la misma avería en un detector de vuelo que la informada por el mismo comandante a los servicios de Mantenimiento de la empresa hacía más de dos meses. En estos casos, las normas indican que no se debe operar la aeronave hasta no haber una respuesta. El piloto fue despedido por la empresa. No obstante, los informes emitidos por los inspectores de Operaciones de Vuelo, Javier Aguado y José María Rosel, afirman que Iberia actuó al margen de la legalidad en materia de seguridad aérea. También se menciona el vuelo del helicóptero EC-HCT de la compañía Helisureste, accidentado en la plaza de toros de Móstoles en diciembre de 2005, durante una visita institucional de Esperanza Aguirre y Mariano Rajoy. El informe preliminar de la Comisión de Investigación de Accidentes coincide con la denuncia del SEPLA en que hubo errores en la planificación del vuelo, con exceso de peso y alto riesgo. Destacan asimismo la alta siniestralidad en el sector de trabajos aéreos y extinción de incendios, ya que el verano pasado fallecieron cuatro pilotos en cinco accidentes y se perdieron cinco aeronaves, "cifras absolutamente inaceptables, si se tiene en cuenta que la flota total del sector en nuestro país está compuesta por poco más de 60 aviones". Finalmente acusan arbitrariedad y falta de control por parte de AENA en los accesos de personal laboral y tripulaciones en diversos aeropuertos nacionales, con las consecuencias que puede tener para la seguridad en los recintos. El sindicato apela a la presión a la que están siendo sometidos los tripulantes por parte de las aerolíneas para que consientan en operar al margen de la legalidad, por lo que han decidido dar este paso que obligue a la adopción de medidas oficiales inmediatas, revisando las condiciones que muchas compañías tienen para poder volar en nuestro espacio aéreo y poniendo en marcha los mecanismos que garanticen la inspección y el control de las operaciones. El presidente del Sepla, Antoni Nieto, apuntó a HOSTELTUR que son apenas cinco de las 21 denuncias las que han recibido de sus afiliados durante el último año y medio, sin tomar en cuenta otros casos sobre los cuales se ha guardado silencio. "Es una situación que afecta a la ciudadanía en general y a los pilotos de todas las aerolíneas y hemos visto, sin embargo, como la autoridad española no da respuestas a los serios problemas que afrontamos". Puntualizó que "aún no hemos decidido llegar más allá pues estamos convencidos de que el tema es lo suficientemente importante, serio, justo y de sentido común como para que la ministra lo aborde; estamos preocupados y lo que queremos es que lo traten". Añadió, por otra parte, que la actitud de altos funcionarios de avalar acciones que contravienen las normas de seguridad ha creado un fuerte malestar dentro del sector, pues son contrarias a la aviación española y a la seguridad aérea y, en tal sentido, hace falta también una decisión del Ministerio a nivel político. Diana Ramón (transportes@hosteltur)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.