Brasil: Los acreedores de Varig aprueban un plan final de recuperación para la aerolínea

Los acreedores de Varig, la aerolínea de bandera de Brasil, aprobaron ayer un plan de reestructuración que se espera que saque a la compañía de la quiebra. El plan fue aprobado con los votos del 95,8% de los acreedores, reunidos en una asamblea en Río de Janeiro.

Los acreedores aprobaron designar una institución financiera de primera línea que será responsable de administrar el Fondo de Inversión y Participación de la empresa, la principal herramienta para su reestructuración financiera y societaria. En este fondo se capitalizarán las diferentes deudas de Varig con sus acreedores, que van desde empresas estadounidenses de alquiler de aviones, de servicios de mantenimiento, trabajadores, pilotos, el Gobierno brasileño y la estatal Petrobras, proveedora de combustible. El primer administrador de este fondo permanecerá en el cargo hasta que la nueva entidad haya captado 750 millones de reales (unos 310,6 millones de euros). Después de esta fase se designará un comité gestor. El plan también prevé establecer las bases de la reestructuración accionarial de la otrora principal empresa aérea del país. Los acreedores postularon ayer a los bancos Mellon, Bradesco e Itaú, pero será una nueva asamblea, el 13 de marzo, la que determine el nuevo ente gestor de Varig, dijo su presidente, Marcelo Bottini. A su vez, el banco presentará una empresa consultora que será responsable de la administración operativa de la aerolínea. El plan, presentado en enero, ya había sido aprobado ayer de madrugada de manera separada por los principales acreedores, antes de la Asamblea General, que terminó ayer por la tarde después de varios ajustes en la propuesta inicial. Odilón Junqueira, presidente del fondo de pensión Aerus, de los trabajadores de la empresa, dijo que las consultoras Integra, Galeazzi y Alvares & Marcal figuran entre las posibles nuevas administradoras de la aerolínea. "A partir del 14 de marzo surgirá una nueva Varig, con gestión moderna. Estamos seguros de que este proceso atraerá nuevos inversionistas a la empresa", dijo Junqueira. Varig ha perdido gradualmente su espacio en el mercado nacional brasileño, aunque conserva su dominio en el 70% de los vuelos que salen del país, a pesar de la grave crisis financiera y operativa que arrastra desde hace unos cinco años. La Fundación Rubén Berta, de sus propios trabajadores, controla la aerolínea con el 87% de las acciones. En los últimos años, la Fundación rechazó sucesivos planes de reestructuración de Varig que la obligaban a ceder el control accionarial de la aerolínea, cuyas deudas totales ascienden a unos 7.000 millones de reales (cerca de unos 2.938 millones de euros). El 60% de esas deudas está en manos de organismos estatales de Brasil, como la empresa de administración de los aeropuertos y el sistema nacional de previsión social. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.