Bélgica demanda por 1.000 M € a ex responsables de Swissair por la quiebra de Sabena

El Gobierno belga ha presentado una demanda penal en un juzgado de Zúrich, Suiza, contra los ex responsables de la desaparecida compañía aérea de ese país Swissair, "por estafa y falsedad en las cuentas" contribuyendo a la quiebra de Sabena; según fue anunciado ayer en un comunicado del primer ministro, Guy Verhofstadt.

Esta denuncia "apoya la demanda penal" que presentó la compañía belga Sabena -transformada en SN Brussels Airlines- contra Swissar por gestión desleal, precisa el comunicado. De acuerdo a la declaración de las autoridades belgas, los ex dirigentes de SAirGroup, sociedad matriz del quebrado grupo Swissair, cometieron "estafa en su beneficio al participar, en 2001, en una recapitalización de Sabena para la que ya se preveían dificultades". A partir de ese momento, aparecieron dificultades de la compañía aérea belga, "en gran parte debidas a la gestión desleal de Swissair" por parte del grupo suizo que la manejaba. Además, según la nota, SAirGroup sabía que "debido a su propia situación financiera catastrófica, no podría respetar los compromisos adquiridos con la compañía belga". Esa estafa fue cometida gracias a diversas manipulaciones en las presentaciones realizadas en el Consejo de Administración de Sabena y en las cuentas de Swissair, demostradas en una investigación ordenada por el liquidador del grupo, explica la nota oficial. En cuanto al montante del perjuicio cometido, no está cuantificado ya que las autoridades belgas prefieren esperar al resultado de una acción judicial civil en curso ante el Tribunal de Apelación de Bruselas. En esa acción civil el Estado belga demanda casi 1.000 millones de euros a SAirGroup y SAirLines "en reparación de las faltas cometidas por ellos durante la negociación y ejecución de los acuerdos concluidos con Sabena". Además, el Estado se reserva la posibilidad de iniciar otras acciones civiles en Suiza contra las personas designadas como responsables por la investigación penal en curso en Zúrich, agrega la declaración del primer ministro belga. Ya en noviembre de 2004, el Estado belga se sumó a la demanda por fraude presentada contra SAirGroup por el administrador de la desaparecida compañía aérea Sabena, Christian Van Buggenhout. Van Buggenhout, que cree que SAirGroup "saqueó" desde 1996 a Sabena y "maquilló" su contabilidad, denunció al grupo suizo por gestión desleal, manipulación de títulos de la compañía, falsedad en informaciones y falsificación de documentos. Mediante la denuncia, el administrador de la ex compañía aérea de bandera belga busca restablecer la reputación de Sabena y respaldar la reclamación de 2.500 millones de euros por daños y perjuicios a Swissair, liquidada por las autoridades helvéticas poco después y sustituida en abril de 2002 por la aerolínea Swiss. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.