Estados Unidos confía en la tecnología para "aligerar" las medidas de seguridad en su frontera

La secretaria de Estado del gobierno de Estados Unidos, Condoleeza Rice, acudió a la VI Cumbre Mundial de Viajes y Turismo para dar al sector turístico de su país un claro mensaje: las medidas de seguridad aplicadas desde el 11-S no van a recortarse, sino que se harán más eficaces. El gobierno no va a relajarse, aunque confía en la tecnología para que "las molestias" al viajero sean más llevaderas.

La cumbre, organizada en Washington por el World Tourism & Travel Council, un organismo que aglutina las principales empresas norteamericanas del sector, fue de hecho una gran escenografía para mandarle al gobierno de George Bush un mensaje casi desesperado: el turismo internacional ha ido bajando desde 2001 de forma imparable, pasando del 17,4% en el año 2000 al 12% que significó en el año 2004. Casi 50 millones de turistas extranjeros llegan cada año a los Estados Unidos. Las estrictas medidas de seguridad implantadas en las fronteras desde el 11-S, el "antiamericanismo" que desata este país en casi todo el mundo, el hecho de que el gobierno federal haya gastado tan sólo 20 millones de dólares en tres años en promoción internacional y, finalmente, que sea Estados Unidos uno de los pocos países que no tiene un Ministerio ni una oficina nacional de Turismo, son algunas de las razones que explican la situación actual y la visión que los políticos en el poder tienen del sector. Condoleeza Rice dejó claro ante la industria que las medidas de seguridad van a incrementarse y a "incrementar su eficacia", y aunque aseguró que "el equilibrio entre seguridad y fronteras abiertas" era necesario, también dejó claro que lo único que le pedía al sector turístico era "ayuda para informar mejor a los viajeros de las exigencias vigentes para entrar en el país" y para "mejorar los sistemas de control", pero no para suavizarlos o facilitar la entrada a los viajeros, sean estudiantes, gente de negocios, turistas o inmigrantes que sean trabajar. El gobierno de los Estados Unidos quiere "mejorar el proceso de adjudicación de visados, hacerlo más rápido y garantizar mejor la privacidad de los datos del pasajero", pero confía sólo en la tecnología para reducir las molestias ocasionadas a quienes viajen a un país que, en palabras del presidente de Walt Disney Park & Resorts, Jay Rasulo ha "dejado de ser el destino más deseado de los turistas de todo el mundo". Esther Mascaró, enviada especial a Washington (actualidad@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.