Diario 5329 22.07.2018 | 09:12
Hosteltur: Noticias de turismo

Iberia, multada con 48.000 € por prácticas laborales irregulares en Lanzarote junto a Hapag Lloyd y Thomson Fly-Britania

3 mayo, 2006
Iberia ha sido sancionada con una multa de 48.000 euros junto a las compañías Hapag Lloyd (que deberá pagar cerca de 30.000 euros) y Thomson Fly-Britania (12.000), por la cesión irregular de trabajadores que hicieron estas dos últimas empresas a la primera para auto-prestarse servicios de handling, en este caso de carga y descarga de maletas, en el aeropuerto de Arrecife de Lanzarote, en las Islas Canarias.
Así lo anunció en rueda de prensa el portavoz del comité de huelga de Iberia, León Fajardo, quien dio a conocer la resolución de la Inspección de Trabajo. El representante sindical refirió que esta situación se ha venido presentando desde que los trabajadores de Iberia LAE, la unidad de handling de la aerolínea española, "plantearon una huelga en protesta por la reducción de personal que pretendía hacer la compañía aduciendo una disminución de sus clientes en este servicio, pero pretendiendo despedir a los trabajadores con contrato fijo y dejar a los que tienen contrato temporal". Señaló que en el transcurso del conflicto la empresa ya ha sido multada con más de 100.000 euros por otras infracciones, a las que se suma la nueva sanción, además de que tuvo que reenganchar a 77 trabajadores hace unas semanas. "En vez de sentarse a solucionar y proceder legalmente con sus trabajadores, pone ahora a hacer el trabajo a operarios extranjeros y ajenos a la empresa, sin papeles y fuera de toda norma de seguridad, `cedidos" por las aerolíneas a las que presta servicio", comentó. La investigación realizada por la Inspección del Trabajo establece que Iberia tiene con estas empresas, Hapag Lloyd y Thomson Fly-Britania, un contrato de servicios en tierra y se limitaron a ceder unos trabajadores a la compañía española sin ninguna implicación por su parte. En sus diligencias, el organismo comprueba asimismo que en el listado que AENA presenta de las empresas con la concesión de los servicios de handling obviamente no se encuentran Thomson Fly-Britania ni Hapag Lloyd. El inspector del Trabajo señala que "suministrar trabajadores sin actividad empresarial determina que se trata de un caso de cesión de trabajadores, una situación expresamente prohibida por el Estatuto de los Trabjadores, dado que este tipo de trabajos de handling sólo puede ser realizado por empresas concesionarias del servicio por parte de AENA". La resolución concluye que "la mencionada infracción está tipificada y calificada como `muy grave" y se cataloga en su grado `máximo" al apreciarse intencionalidad por parte de la empresa al utilizar trabajadores de las otras dos compañías para sustituir a trabajadores en huelga y en perjuicio de trabajadores de Iberia LAE, la cual había solicitado ante la Dirección General del Trabajo un expediente de regulación de empleo, afectando a 17 trabajadores". 'Pasajeros' muy colaboradores En el informe emitido por la Guardia Civil se recoge que en el área de seguridad del aeropuerto de Lanzarote, el 11 de diciembre del 2005, tres hombres de la compañía Hapag Lloyd llegan con el avión, realizan labores de carga y descarga de equipaje y se van en el mismo avión. Actuaron cuando los delegados sindicales denunciaron que había una situación irregular, en la que pasajeros se bajaban del avión y ellos mismos se ponían hacer este trabajo. Posteriormente, en enero de este año, se detecta que de nuevo tres pasajeros de un vuelo de Thomson Fly-Britania se ponen a descargar las maletas del avión en el que han llegado. El único documento que presentaron a la Guardia Civil fue el resguardo de la tarjeta de embarque, sin poseer ninguna otra identificación. El reporte de la Guardia Civil indica que al entrevistarse con el jefe de unidad de Iberia, Andreu Taulé Ramírez, sobre si su compañía tiene conocimiento de que se están realizando esas labores por parte de estos viajeros que han llegado con las aerolíneas en cuestión, manifiesta que es cierto que cuando aterrizó el avión comunicaron que había tres pasajeros que iban a ayudarle en dichas labores, dando la empresa el visto bueno. En un interrogatorio posterior el directivo de Iberia señala que desconocía el hecho de que se estuviesen efectuando labores de carga y descarga por trabajadores ajenos a Iberia y que se enteró por la Guardia Civil. Finalmente admite que la empresa le había notificado que estos trabajadores les ayudarían con las maletas y lo hicieron bajo supervisión de los capataces de Iberia. Diana Ramón (transportes@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.