Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Dimiten los presidentes de EADS y Airbus

3 julio, 2006
El presidente del consorcio aeroespacial EADS, Noel Forgeard, y el de su filial y fabricante de aviones Airbus, Gustav Humbert, han dimitido este fin de semana de sus cargos, según han anunciado ambas firmas en un comunicado. La dimisión de ambos directivos tiene lugar en plena crisis por el retraso declarado de Airbus en la construcción del avión gigante A-380, que supondrá importantes pérdidas económicas en los próximos años.
Además, en el caso de Forgeard, su nombre se ha visto salpicado por las noticias sobre la venta de sus acciones de EADS antes de que se anunciara el retraso en el A-380, aunque él siempre ha negado que tuviera información privilegiada. Los dos empresarios serán sustituidos por Christian Streiff, en el caso de Airbus, y Louis Gallos, en EADS. Aparte de las pérdidas que supondrá esa demora, de unos 2.500 millones de euros en cuatro años, el anuncio tuvo como efecto un desplome de las acciones de la casa matriz EADS. La situación se hizo más comprometida cuando la prensa publicó que Forgeard, tres de sus hijos y otros tres directivos de EADS habían vendido opciones sobre acciones que, en el caso del presidente de la compañía, alcanzaban 2,5 millones de euros. Forgeard se ha visto obligado a dar todo tipo de explicaciones, incluso en el Parlamento francés, en las que siempre negaba la información privilegiada. Forgeard justifica su renuncia en que su mantenimiento al frente de la compañía podría "comprometer" el arreglo de los problemas de Airbus y el desarrollo de EADS. "Mi decisión no tiene que ver ni con las dificultades del A-380, de las que yo no tenía la responsabilidad operativa desde hace un año, ni con (la venta de) las opciones sobre acciones, que se hizo en condiciones inatacables desde el punto de vista moral y legal". Los analistas daban por hecho que Forgeard se vería obligado a abandonar la copresidencia del grupo aeroespacial, al hacerse insostenible la situación por las críticas en su contra. Por su parte, Gustav Humbert sí asume que su salida se debe al retraso en el programa del A-380: "Ha creado un problema para nuestros clientes, accionistas y empleados. Debo asumir mi responsabilidad y presentar mi dimisión", según su nota. Los que afrontan la situación El nuevo presidente de Airbus es Christian Streiff, de 51 años, que procede del fabricante francés de materiales de construcción Saint-Gobain. Por su parte, el copresidente de EADS es Louis Gallois, de 62 años, que hasta ahora presidía la empresa ferroviaria pública francesa (SNCF) y que ya formaba parte del Consejo de Administración del grupo aeroespacial en representación del Estado francés. Gallois es el copresidente ejecutivo francés del consorcio aeroespacial, mientras que se mantiene el otro responsable de su nivel, el alemán Thomas Enders, que a su vez será el superior jerárquico de Streiff al haber sido nombrado ayer presidente del comité de accionistas de Airbus. Las decisiones anunciadas ayer pretenden buscar un equilibrio entre franceses y alemanes, ya que se ha mantenido la estructura de presidencia ejecutiva bicéfala en EADS. A esta solución se ha llegado tras dos semanas de contactos entre los principales accionistas del consorcio, que desde el punto de vista industrial son el alemán DaimlerChrysler (22,5%) y el francés Lagardere (7,5%), mientras que el Estado francés tiene el quince %. Con una plantilla de 113.000 personas en todo el mundo, EADS tuvo el año pasado un volumen de negocios de 34.200 millones de euros, con intereses en Airbus, el fabricante de helicópteros Eurocopter, el de aviones militares Eurofighter, el lanzador de cohetes Ariane y el sistema europeo de navegación por satélites Galileo.
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.