Los destinos culturales deberán garantizar al turista "vivir toda una experiencia"

La creación de productos culturales con una visión más amplia y específicamente diseñados para atraer el turismo, es la clave para que el turismo cultural siga creciendo. Un avance que no será posible sin la colaboración del sector público y privado. El turista cultural busca vivir una experiencia integral durante sus vacaciones.

Estas son las principales conclusiones del seminario organizado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), en el marco de la Feria Internacional de Turismo Cultural de Málaga. Un encuentro en el que se ha tratado de poner en claro el concepto de turista cultural, que aparece cada vez más ligado con un segmento más amplio y también en auge, que es el turismo urbano. El gerente de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, y miembro de la Asociación de Expertos Científicos del Turismo (AECIT), Manuel Marchena, ha explicado en su intervención que "el turismo cultural y urbano", estrechamente vinculados, "no son ya una alternativa, sino un componente más de la oferta turística relacionada con la economía del ocio". El producto cultural debe adaptarse a un nuevo modelo de turista que busca vivir una experiencia global. Para Marchena, una de las claves para el éxito de las ciudades españolas está en la capacidad de crear una agenda de productos urbanos, que abarque los 365 días del año, desarrollando continuamente eventos culturales, deportivos, gastronómicos o de negocio. También aconseja el desarrollo de "espacios para el consumo de los no residentes, temáticos, y con un paisaje seguro y agradable". Más creatividad para hacer frente a los competidores En el marco europeo, el consultor Greg Richards, ha expuesto la situación de los grandes focos culturales, que están perdiendo parte del mercado, captado por los nuevos destinos en Asia o América. Richards coincidió en admitir que hay que trabajar para un turista que busca "vivir experiencias activas de la cultura", impulsadas por el necesario entendimiento entre el mundo de la cultura y la industria turística. Esta necesidad de entendimiento, como fue comentado por los participantes en la posterior Mesa Redonda, se pone también de manifiesto cuando se trata de poner de acuerdo al sector público y privado. Una coincidencia imprescindible para hacer frente a la financiación de los proyectos. La oportunidad de darse a conocer La Feria Internacional de Turismo Cultural ha sido un importante punto de encuentro entre la oferta española, y un total de 46 turoperadores procedentes de 20 países, que se interesan por este segmento. Algunos destinos españoles han aprovechado para presentar nuevas iniciativas y productos. Cáceres, por ejemplo, ha incorporado un proyecto original, en el que participan jóvenes discapacitados, que han dado un toque contemporáneo a la riqueza arquitectónica de la provincia. Por su parte, la Comunidad de Madrid, ha promocionado la ampliación de sus principales pinacotecas y de las ciudades Patrimonio de la Humanidad. Y, como ejemplo de un destino que lucha por sacar partido a sus recursos culturales, Palma de Mallorca ha destacado la campaña que la presenta como una ciudad abierta al turista los 365 días del año, una experiencia que puede servir de ejemplo para otras ciudades. Ángeles Vargas, enviada especial a Málaga (actualidad@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.