Bruselas prepara una propuesta sobre nuevas restricciones en vuelos

La Comisión Europea trabaja en una proposición para "armonizar las respuestas" en materia de seguridad aérea y que fijará nuevas restricciones en cuanto a lo que los pasajeros pueden llevar en las cabinas de los aviones, según ha anunciado el vicepresidente de la CE y comisionado para el Transporte, Jacques Barrot.

Barrot, que se reunió en París con el ministro francés de Transportes, Dominique Perben, indicó que con esa propuesta de nuevas medidas, a la cual serán sometidos los países de la Unión, se plantean "respuestas equilibradas" que sean adicionalmente compatibles con "el confort de los pasajeros" y asumibles para el sector de la aviación. El vicepresidente de la CE destacó que el objetivo de esta armonización de criterios es estandarizar entre los 800 aeropuertos comerciales europeos el tratamiento que deben darle al tema de la seguridad aérea, "aunque algunos países quieran ir más allá y establecer normas más exigentes", señaló en evidente alusión al Reino Unido. Barrot explicó que en la elaboración del texto que será presentado a los ministros de Transportes de la Unión se ha trabajado con un experto de Estados Unidos. También apuntó que habrá que encontrar una solución sobre la financiación del sobre-costo que supone la aplicación del dispositivo, recordando que el Parlamento Europeo es partidario de cargar la cuenta a los Estados. Las bases de la propuesta fijarán la cantidad de líquidos que el viajero podrá subir a la cabina -"en función del riesgo conocido"- con un tamaño máximo para cada frasco y un volumen límite por persona. Igualmente se está contemplado establecer normas especiales para pasajeros con necesidades particulares, así como excepciones para que se puedan llevarse en bolsas selladas productos líquidos comprados en las tiendas de los aeropuertos. La propuesta contemplará un control de los aparatos electrónicos que se suban a la cabina por separado y no simplemente dentro del bolso de mano. Igualmente se fijará un tamaño máximo para las maletas que el pasajero puede llevar consigo y se aumentará el porcentaje de pasajeros que son sometidos a escrutinio. El ministro de Transportes francés consideró de gran importancia que se establezcan normas comunes a todos los países miembros. Sin embargo, las autoridades británicas, si bien anunciaron el pasado viernes una "moderación de las medidas de seguridad", han mantenido algunas disposiciones bastante estrictas como que de equipaje de mano exclusivamente se permite una sola pieza (volumen máximo 55x40x20cm, incluyendo ruedas, asas, correas, etc.). El ordenador portátil es contado como una pieza de equipaje, por lo que llevarlo impedirá llevar ninguna otra bolsa. Todos los ordenadores portátiles se extraerán del maletín y se examinarán uno a uno en el control de seguridad. Asimismo permanece la prohibición sobre cualquier tipo de líquido en del control de seguridad, incluyendo dentífricos, champús, bebidas, sopas, jarabes, perfumes, desodorantes, cremas de afeitar y aerosoles. Las únicas excepciones son los medicamentos esenciales en formato líquido en dosis suficientes y necesarias para el vuelo (ej. un kit de diabetes), siempre que se demuestre su autenticidad. La leche para lactantes y comida líquida para bebés, la cual debe ser probada por el pasajero acompañante. Igualmente se permiten los instrumentos musicales en la cabina de pasajeros siempre sea el único objeto de mano y se lleven en las respectivas fundas. Diana Ramón (transportes@hosteltur.com) 
Barrot dentro.jpgBarrot dentro.jpg

Barrot dentro.jpgBarrot dentro.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.