Diario 5328 20.07.2018 | 22:44
Hosteltur: Noticias de turismo

Defensa del consumidor exige precios transparentes en el Reino Unido

12 diciembre, 2006
Los consumidores británicos han declarado la guerra a las compañías aéreas y de viajes que les confunden con precios tentadores y falsos en sus páginas web. Exigen que el Gobierno castigue a las empresas que no son transparentes al anunciar sus precios.
El Trading Standards Institute (TSI), el organismo que protege los derechos del consumidor en el Reino Unido, exige que cesen las prá­cticas muy comunes de anunciar vacaciones a precios que no incluyen los extras, particularmente los suplementos por combustible y uso de tarjetas de cré­dito. El sector aé­reo reclama que los suplementos de vuelo son necesarios a causa del incremento de costes del petró­leo, a pesar de que en los pasados tres meses estos precios se han estabilizado y, en algunos casos, reducido, segú­n recoge la prensa britá­nica. Algunos operadores ya han lanzado los folletos de vacaciones para el pró­ximo año e incluyen los cargos por combustible tan altos como lo han sido este año. "La respuesta de la industria de que "todo el mundo lo hace" no es lo que quieren los consumidores. El sector deberí­a tener una polí­tica de transparencia de precios, pero no lo hace, por lo que el TSI exige una solució­n eficaz", asegura el director ejecutivo del instituto de defensa del consumidor, Ron Gainsford. Precios irreales En un trabajo de campo, el TSI demostró­ que los proveedores de viajes y vacaciones estaban anunciando sus productos a unos precios que crecí­an considerablemente al añadir varios extras que no figuraban en los anuncios. Por ejemplo, unas vacaciones de siete noches en Benidorm eran anunciadas "desde 59 libras por persona" (87 euros) pero en realidad llegaban a costar 266 libras (393 euros) para dos personas una vez añadidos todos los extras, incluido un suplemento de combustible de 25 libras (37 euros) por viajero. Igualmente, un vuelo de Bruselas a Heathrow era anunciado por 95 libras (140 euros) por persona, aunque acababa costando 298 libras (440 euros) para dos pasajeros, incluyendo 108 libras (160 euros) de extras. "Las aerolí­neas añaden la palabra "desde" y creen que es aceptable que despué­s el precio real de las vacaciones no tenga nada que ver con la cifra má­gica anunciada", denuncia el TSI. Para el instituto se trata de un "có­ctel que confunde al consumidor y que ademá­s es ilegal". El TSI ha exigido una acció­n inmediata al Gobierno del Reino Unido contra las compañí­as de viajes, particularmente en referencia a los costes extra. Por su parte, Consumer Direct, el servicio gubernamental de asesoramiento de los consumidores, aconseja a los usuarios que se informen antes de reservar sus viajes, particularmente "si utilizan una compañí­a online". Esther Mascaró­ (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.