Diario 5970 11.08.2020 | 12:40
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

La nieve llega tarde para recuperar las pérdidas de la temporada, según el sector

27 marzo, 2007
El Patronato de Turismo de Lleida y la Asociación Catalana de Estaciones de Esquí y Montaña (ACEM) han coincidido en señalar que las nevadas de estos últimos días "llegan tarde" para recuperar las pérdidas registradas durante esta temporada de esquí, una de las más flojas que se recuerdan.
Igual percepción tienen el resto de las estaciones españolas consultadas por HOSTELTUR, que calculan haber perdido un 40% de su facturación durante el primer mes del invierno por culpa de las nieves tardías, lo que hizo que más de dos terceras partes de las pistas permanecieran cerradas. Si bien no se contabilizarán los resultados hasta que no concluuya la temporada en el mes de abril, el sector considera que ésta "es un desastre" y la consideran perdida pese a las copiosas nevadas que se produjeron a partir del 21 de enero. Refiriéndose a las nevadas de la pasada semana, el director comercial de la estación de esquí de Baqueira-Beret, Roberto Buil, ha declarado que "ha sido la más importante de los últimos años en Baqueira, porque ha caído más de un metro y medio de nieve y ha logrado que la gente se vuelva a poner el chip del invierno". Esta situación hace que se muestre optimista cara a Semana Santa, "los teléfonos de la estación están sonando ahora como si estuviéramos en plena temporada", afirma y añade que confía en que el aumento de reservas de última hora en la estación, "en cuyos alrededores ya se ha alcanzado una ocupación cercana al 60%", convierta las vacaciones de Semana Santa en "un remate de temporada que deje buen sabor de boca a la gente". Durante esta temporada, la principal estación alpina de Cataluña ha registrado una afluencia de unos 400.000 esquiadores, una cifra alejada de los 700.000 que se lograron en otros años. Situación Terminal La estación de esquí de Boí-Taüll, por su parte, también espera ver remontar las reservas de cara a las vacaciones porque "la calidad de la nieve ha mejorado mucho con esta última precipitación", ha asegurado el portavoz del complejo, Carles Hidalgo. Una apreciación que comparte el director del Patronato de Turismo de Lleida, Xavier Moncayo, quien considera que, antes de que empezara a nevar, el pasado lunes, la situación de la temporada era "terminal". Según Moncayo, la ausencia de nieve en estos meses podría haber supuesto unas pérdidas cercanas a los 15 millones de euros por la caída de la venta de 'forfaits', "a las que hay que sumar las pérdidas de todos los negocios asociados", como las tiendas de alquiler de material de esquí, los hoteles y los restaurantes. Al respecto, el director de la Federación de Hostelería de Lleida y presidente del Gremio de Hostelería del Valle de Arán, Juan Antonio Serrano, considera que, aunque este fin de semana las reservas "se estén moviendo un poco", no se puede esperar que la ocupación en Semana Santa mitigue las pérdidas de toda la temporada, "porque las vacaciones de Semana Santa son muy concretas y la gente suele tener ya las cosas planificadas, es difícil que decidan venir a última hora por la nevada". Podrá leer más información sobre este tema próximamente en la edición impresa de la revista HOSTELTUR del mes de abril. José Antonio Tamargo (actualidad@hosteltur.com)
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.