Cantabria clausura el Año Jubilar lebaniego con un millón de peregrinos

Cantabria clausurará el próximo fin de semana el Año Jubilar Lebaniego, que bajo el eslogan "Cantabria 2006/2007. Liébana, Tierra de Júbilo" ha llevado a la región más de un millar de actividades turísticas, artísticas, musicales, religiosas y deportivas, y alrededor de un millón de peregrinos hasta Santo Toribio de Liébana.

Entre el 20 y el 22 de abril, Cantabria vivirá el colofón del Año Santo Lebaniego con la presencia de la Fura dels Baus, en Fuente Dé, en pleno Parque de los Picos de Europa, el día 21, y con fuegos artificiales de 400 metros que podrá completarse en toda la bahía de Santander. Aquellos que todavía no se han acercado hasta Santo Toribio de Liébana para ganar el Jubileo, es decir, el perdón de todos sus pecados, disponen aún de dos semanas para hacerlo antes de que la Puerta del Perdón del Monasterio de Santo Toribio de Liébana se cierre hasta el próximo Año Santo, que coincidirá con aquel año en el que el 16 de abril, festividad de Santo Toribio, coincida en domingo. Tradición del Año Santo Lebaniego La comarca de Liébana fue refugio de los últimos cántabros resistentes a Roma y refugio para los hispano-romanos y visigodos fugitivos de las tropas árabes que invadían la Península Ibérica en el año 711. También fue el lugar escogido por monjes primitivos que, hace 15 siglos, agrupados en torno a Toribio de Palencia, hallaron reposo y modo de vida en este recóndito lugar, donde no tardó mucho en desarrollarse uno de los más destacados focos del monacato entre los del norte de España. Dice la leyenda que, habiendo encontrado el fundador, Toribio de Palencia, resistencia en los lebaniegos, para que le ayudaran a construir la primera iglesia del monasterio de Santo Toribio de Liébana, se retiró abatido a los bosques cercanos. Mientras deambulaba sumido en sus meditaciones, topó con una gran pelea entre un buey y un oso. Se acercó a ellos y con sólo la palabra logró el milagro de amansar su ferocidad y ganar la voluntad de las bestias para unirse a él para acarrear la piedra con que levantar el sagrado recinto, que posteriormente se llamó Santo Toribio de Liébana. HOSTELTUR (actualidad@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.