Diario 5329 23.07.2018 | 02:02
Hosteltur: Noticias de turismo

Unas 200 empresas turísticas se adhieren al código contra el turismo sexual de la OMT

4 junio, 2007
Unas 200 empresas turísticas de Costa Rica se han adherido al código de conducta contra el turismo sexual promovido por la Organización Mundial de Turismo (OMT), que busca desde 2004 combatir el turismo sexual, en especial la explotación sexual de menores, informaron fuentes oficiales. El código establece que las empresas deben capacitar a su personal para "desestimular" el delito mediante información al turista y claros signos externos de rechazo a las prácticas ilegales. La directora de la fundación Paniamor, dedicada a la protección de los derechos de los menores de edad, Milena Grillo, declaró que la explotación sexual "es un problema complejo" en el país, "que debe ser enfrentado de manera integral" y añadió que "la idea es que, en un paradigma ético y de responsabilidad social, las empresas y operadores turísticos asuman una posición clara en contra del problema y emitan una política de cómo van a enfrentar la situación". En tal sentido, las fuentes afirman que las 200 empresas inscritas han capacitado a cerca de 5.000 empleados, entre recepcionistas, taxistas, agencias de alquiler de autos y otros operadores turísticos, quienes ahora deben advertir a los turistas que la prostitución infantil es un delito y no brindar servicios que lo faciliten. Grillo explicó que el ministro de Turismo, Carlos Benavides, le confirmó que su ministerio tiene el compromiso de incorporar el código como un requisito para otorgar los certificados de turismo sostenible a las empresas en los próximos meses. La última empresa en firmar el código fue la cadena de hoteles Best Western, cuyo director general, Rodrigo Coto, comentó que se tomó esa decisión pese a que "sabemos que tendremos pérdida de clientes", al referirse a aquellos que ingresan en los establecimientos acompañados por prostitutas y precisó que desde hace algunos meses la cadena no permite el acceso de prostitutas en sus hoteles, lo que provocó pérdidas por unos 45.000 dólares (33.566 euros) en su sede de Playa Jacó, en el Pacífico central, uno de los sitios de mayor desarrollo turístico del país. HOSTELTUR (latinoamerica@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.