El turismo baja en la Amazonia

El crudo invierno de las últimas semanas, así como los constantes derrumbes provocados por las inundaciones en la vía Ambato–Pelileo–Baños–Puyo, están afectando seriamente la llegada de turistas a la Amazonia. En años anteriores, los estudiantes de escuelas y colegios de la Sierra se desplazaban hasta Puyo en los meses de junio y julio, se hospedaban en los hoteles, consumían en los restaurantes y adquirían artesanías, pero este año la cosa ha cambiado, afirman empresarios turísticos citados por la prensa local. Es tal la situación, que algunos hoteles ya no funcionan como tales. Es el caso del Hotel Cristopher, en Puyo, de 33 habitaciones, cuyos propietarios prefirieron alquilarlo a la Corte Superior de Justicia de Pastaza, mientras que los dueños del hotel Oro Negro, ubicado en pleno centro de Puyo, lo rentaron a un empresario, que lo ha convertido en una pizzería, afirman dichos medios. Los hoteles de la Amazonia no funcionan solo para turistas, sino también para comerciantes que viajan por la zona, pero hasta estos han disminudo, según David Ricaute, gerente del hotel Casa Blanca, quien afirma que los agentes vendedores de productos farmacéuticos y empleados públicos de otras ciudades han llegado en un número reducido. "El turismo está en cero", opina. Los hoteleros de Napo también están preocupados, aunque mantienen el optimismo. Sonia Salazar, propietaria de la Casa del Abuelo, señala que la mayoría de turistas que llegan a Napo son extranjeros y ellos se emocionan cuando encuentran dificultades en su travesía. "En Napo aún no se siente la fuerza del invierno, pero el cierre de las vías ocasionó que algunos hoteles reportaron cancelaciones", precisó. HOSTELTUR (latinoamerica@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.