Diario 5407 21.10.2018 | 17:41
Hosteltur: Noticias de turismo

Las pymes reclaman su hueco en el mercado online

9 julio, 2007
"Pagar 50 euros al mes para que pongan tu logo en un diseño estándar no sirve para nada. Si se apuesta por Internet hay que invertir y dotar de contenidos la web. Las cosas a medias no funcionan en este mercado". Lo dice el propietario de una pequeña agencia online que ha invertido "cientos de miles de euros" para poner en marcha su empresa.
La tendencia en el mercado de las agencias online parece que es la progresiva concentración en unas pocas grandes, de igual modo que también está ocurriendo con las tradicionales. Como consecuencia de ese fenómeno y de las sucesivas absorciones y compras, las grandes (Rumbo, Edreams, Viajar.com, Lastminute, Terminal A, Atrápalo y Muchoviaje) han ido acaparando más cuota de mercado a costa de otras medianas que se han quedando por el camino o han sido compradas por aquéllas. Un proceso que todavía no ha terminado y que podría reducir aún más el número de grandes con más cuota. A la vez, los grandes grupos han apostado también por internet y Marsans y Globalia han hecho sus particulares apuestas con Marsans.com y Pepetravel. No obstante, y de modo simultáneo, por la otra punta del ranking de agencias online se está dando otra tendencia como es la apuesta de un puñado de innovadoras pymes que reclaman su trozo del pastel del comercio electrónico. Un mercado que crece espectacularmente de año en año. "Internet es mucho más caro de lo que la gente cree" Pero estar en internet no es sólo pagar una cuota mensual a una empresa tecnológica (especializada o no en agencias de viajes) "para que ponga tu logo en su modelo estándar. Eso no sirve para nada si se queda ahí", asegura el propietario de Veteya.com, Pere X. Galmés, quien añade que si una pyme apuesta por internet "debe estar dispuesta a llegar hasta el final y no hacer las cosas a medias. La principal cuestión no es hacer la web, sino dirigir la oferta y poder estudiar al cliente". Esta agencia es un ejemplo de relación entre la actividad online y tradicional. El negocio nació a partir de la agencia tradicional Galbentur, que dirige y de la que es propietario Pedro Galmés, padre de Pere. Éste (experto en nuevas tecnologías), hace un año y medio decidió dar el salto a internet. "En este periodo hemos invertido varios cientos de miles de euros, y todavía faltan cosas por añadir". Galmés hijo lo tiene claro: "Veteya.com no es una actividad complementaria de Galbentur, sino un negocio diferente". Otro ejemplo de pyme que ha apostado fuerte por internet lo constituye Nomaders.com. Lleva funcionando desde diciembre de 2006 y para su puesta en marcha ha sido necesaria una inversión que se acerca al millón de euros, según asegura su consejero delegado, Alfredo Rivela, quien espera llegar en 2008 a una facturación de entre cuatro y cinco millones de euros. Esta agencia online nació de una empresa tecnológica "pero contamos también en el equipo con profesionales que proceden de agencias tradicionales que, lógicamente, son imprescindibles en una actividad de venta de viajes que, en definitiva, es a lo que nos dedicamos, independientemente de que sea a través de internet". Y en cuanto a la comparación de rentabilidades entre las agencias online y offline, Rivela señala que "por economía de escalas deberían ser más rentables las online, pero tiene que estar muy bien gestionada y sacar el máximo rendimiento a las cuantiosas inversiones que hay que realizar en desarrollos tecnológicos". Sobre estas inversiones, Rivela señala que "mucha gente que está fuera de este mundillo está engañada y piensa que montar una agencia online es barato, pero hay que pensárselo mucho antes de hacer cualquier cambio de diseño, por mínimo que sea, porque supone mucho dinero". "Hay hueco entre las grandes" Sobre la aparente contradicción que supone la puesta en marcha de pequeñas online en pleno proceso de concentración del mercado en unas pocas grandes, tanto Galmés como Rivela coinciden en que "este mercado tiene todavía mucho potencial de crecimiento", a lo que añade Galmés que "las grandes online vienen creciendo mucho, y esto les ha impedido mejorar sus web en cuestiones de usabilidad. Hay un dato que hay que tener muy en cuenta: el 35% de los internautas abandona la web en pleno proceso de compra porque le resulta muy pesado. Ahí tenemos nuestra oportunidad las pequeñas que ahora llegamos al mercado". Por su parte, Rivela incide en lo mismo y añade que "el mejor modelo para vender viajes por internet está todavía por definir. Actualmente está muy orientado a la transacción, pero en cuanto a orientación al usuario, queda mucho por hacer. Creo que el futuro es orientarse hacia la experiencia del usuario, y una de las vías de hacerlo, no la única, es profundizar en el concepto de web 2.0 [incluir las opiniones de los usuarios sobre hoteles y destinos en las webs y fomentar foros y blogs]". "El 2.0 no es la panacea" No obstante, tanto Galmés como Rivela consideran que "el 2.0, aunque es importante, no es la panacea". Rivela es claro al señalar que "no basta con eso si no aporta que sea un sitio de referencia para viajar. El 2.0 es un buen complemento, pero no la solución. Por muchas opiniones e interactividad que haya, lo importante es tener producto". José Manuel de la Rosa (delarosa@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar Juan Campamar Juan Campamar hace 11 años
El consejo muy acertado por cierto con respecto a las inversiones online, no varian ni un solo apice las teorias del management empresarial, pueden haber cambiado las herramientas, pero no las maneras de crear, dirigir, y rentabilizar empresas. Decia un viejo profesor, "hay seis maneras de crear una empresa, cinco llevan directamente a la quiebra". Las barreras de entrada a la creacion de paginas web ha facilitado la inmersion de muchas empresas a su presencia online, de por si no es perverso, mas bien lo contrario, ha abierto una forma distinta de posicionamiento y de presencia en el mercado, es a partir de ahi que hay que perseverar, profundizar y dotar economicamente cualquier intento de dinamizar y hacer que el medio sea rentable, eso necesita de dedicacion, orientacion, y recursos ademas de capacidad. El entorno 2.0 desde mi punto de vista sera un estadio de paso hacia formulas mas innovadoras que la propia 2.0. Hay que instaurarla, probarla, verificar resultados y modificar para adaptarla al mercado de manera fiable, ordenada, y creible. El tiempo nos acabara poniendo todo en su sitio, como siempre. saludos cordiales y felicidades a estas empresas.