Diario 5407 21.10.2018 | 11:08
Hosteltur: Noticias de turismo

El cliente, pieza clave para las empresas turísticas en la reducción de impactos ambientales

10 julio, 2007
La falta de control de los vertidos y el desconocimiento de la normativa y de los problemas que tienen sus instalaciones son las principales causas de la contaminación del medio ambiente por parte de las empresas turísticas, que poco a poco, van sensibilizándose en esta materia gracias a un cliente cada vez "más concienciado y más exigente".
El técnico superior en prevención de riesgos laborales y consultor en temas de medio ambiente Luis Leal explicó a HOSTELTUR que, en el caso de las empresas del sector, existe más desconocimiento que despreocupación en materia de contaminación medioambiental, ya que al trabajar de cara al público, el cliente "les exige ese respecto". En su opinión, el cliente extranjero es el que lleva más tiempo convencido de la necesidad de contribuir entre todos a reducir los impactos medioambientales, a lo que se suma cada vez más el cliente español, cada vez también más partidario del turismo rural y ecológico y del uso más racional y sostenible de los parajes naturales. En relación a esto, Leal explicó que hasta hace unos cinco años, la calidad del medioambiente era "un impuesto más" para las empresas turísticas, en el sentido de que "no da beneficios y les hace perder dinero". Pero este concepto está cambiando, a su juicio, por la influencia, sobre todo, del cliente extranjero. El experto en materia medioambiental, que imparte esta semana un curso sobre "Cómo Reducir Impactos Medioambientales en el Sector Turístico", organizado por la Cámara de Comercio de Las Palmas, dio mucha importancia a la formación y sensibilización de los empleados que, a su parecer, tiene que partir de la propia empresa para la que trabajan. Leal apostó por la prevención de la contaminación a través de la mejora continua, y se mostró optimista en este aspecto, en el que, aseguró, "se está mejorando". De hecho, España es el segundo país europeo, por detrás de Alemania en número de empresas que están certificadas por la norma EMAS, Sistema Comunitario de Gestión y Auditoría Medioambientales (Eco-Management and Audit Scheme), que es un sistema puesto a disposición de organizaciones que de forma voluntaria deseen evaluar y mejorar su comportamiento medioambiental y difundir la información pertinente relacionada con su gestión medioambiental al público y a otras partes interesadas. Aspectos medioambientales asociados a actividades turísticas En cuanto a los aspectos ambientales asociados a las actividades e instalaciones de turismo, Leal destaca los residuos generados en los hoteles por los clientes en las habitaciones y el personal de limpieza en zonas comunes, como derrames de productos peligrosos de limpieza, envases de aerosoles vacíos y productos peligrosos, pilas o restos de material de reparaciones, así como el consumo de agua y energía en habitaciones. En cuanto al mantenimiento de las instalaciones, pueden ser factores de contaminación las emisiones atmosféricas por la combustión de calderas, cocinas o grupos electrógenos; los residuos industriales; los vertidos de aguas residuales provenientes de la limpieza de depósitos, maquinaria o piscinas; el ruido producido por la maquinaria, los malos olores producidos por las averías, o el consumo de agua, combustibles, aceites minerales o energía. En opinión de Luis Leal, la empresa tiene la responsabilidad de definir unos criterios para evaluar la significación de los aspectos ambientales identificados y determinar cuáles tienen un impacto ambiental significativo. Rocío Noriega (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.