Se multiplican las amenazas de huelga en vísperas de los Panamericanos

No escampa en Brasil. A tres días de la apertura de los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, se multiplicaron las amenazas de paralización y las huelgas de funcionarios públicos que quieren aprovechar el evento deportivo para fortalecer sus reivindicaciones laborales. Un día después de que el gobierno brasileño ofreciera un aumento salarial que permitió abortar la huelga con que amenazaban los funcionarios de al menos cuatro aeropuertos, entre ellos los de Río de Janeiro y Sao Paulo, tal como informó HOSTELTUR en su edición de ayer, los investigadores y comisarios de policía de Río de Janeiro decidieron paralizar sus actividades durante 48 horas. Por su parte, los empleados del Instituto Brasileño de Medio Ambiente bloquearon el lunes los accesos al Cristo Redentor, elegido el sábado una de las nuevas siete maravillas del mundo y uno de los principales puntos turísticos de Río, para recordar la huelga que iniciaron hace dos meses. Algunos líderes sindicales de los sectores en huelga o que amenazan con paralizar sus actividades han dicho "que pueden cruzar los brazos" durante los Panamericanos, que se extenderán hasta el 29 de julio y que se espera atraigan a la ciuidad a cerca de 700.000 turistas. La huelga que más preocupa a las autoridades en este momento es la de los comisarios e investigadores de policía, que paralizaron parte de sus actividades desde el lunes y amenazan con radicalizar su protesta el jueves, para cuando pretenden reunirse en asambleas y decidir si suspenden del todo sus labores. Según el presidente del Sindicato de Policías Civiles de Río de Janeiro, Fernando Bandeira, los investigadores exigen desde abril pasado que sus salarios sean corregidos en cerca del 50% para compensar las pérdidas provocadas por la inflación. Pese a las amenazas, el secretario de Seguridad Pública de Río de Janeiro, José Mariano Beltrame, dijo ayer que considera legítimas las reivindicaciones pero que confía en la coherencia de los policías. "En función de las amenazas divulgadas por los sindicatos, el gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, renueva su entera confianza en el espíritu público de nuestros policías civiles y uniformados para garantizar el éxito de los Juegos Panamericanos", expresa un comunicado divulgado por la gobernación. Temor en los hoteleros La asociación de hoteleros de Río de Janeiro, que ya había manifestado su temor por las consecuencias catastróficas para la imagen de la ciudad por una posible huelga en los aeropuertos en las vísperas de los Panamericanos, que finalmente fue abortada, reiteró ayer sus preocupaciones por la paralización policial. "Esas huelgas son de oportunistas e inconsecuentes", afirmó el presidente de la Asociación Brasileña de la Industria Hotelera, Alfredo Lopes, tras decir que la paralización puede dejar inviable la candidatura de Río a ser sede de eventos internacionales. Las nuevas huelgas se convierten en una amenaza para los Panamericanos un día después de que representantes del gobierno y de los sindicatos aeroportuarios anunciaron un acuerdo que evitará la huelga que paralizaría las terminales aéreas dos días antes de la inauguración de los Juegos, tal como adelantó este diario ayer. J.A.Tamargo (latinoamerica@hosteltur.com) 
Brasil huelgas.jpgBrasil huelgas.jpg

Brasil huelgas.jpgBrasil huelgas.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.