El sector low cost comienza a mostrar signos de debilitamiento

Los síntomas comienzan a aparecer. Hace pocas semanas la low cost británica Jet2.com se vio obligada a tomar la decisión de interrumpir la ruta entre Manchester y Barcelona, por la dura competencia en El Prat, especialmente de la compañía rival también del Reino Unido, Monarch. Pero a lo que parecía un hecho aislado y reducido a la competencia entre dos rivales, comienzan a sumársele otros indicios de debilitamiento en el sector que durante los últimos años ha sido el responsable del crecimiento del sector aéreo europeo.

Entre los más reveladores, la reducción de previsiones de los principales operadores europeos, el descenso de los niveles de crecimiento y eliminación de rutas. Varios factores están actuando y comenzando a afectar su evolución. La sobreoferta de asientos ya se está registrando en este sector. De acuerdo con las cifras que maneja la propia dirección de clickair, entre enero y mayo del año 2007, el número de asientos en el mercado español creció un 65%, mientras que el de pasajeros aumentó un 32%. Asimismo hay que tener en cuenta la competencia de las aerolíneas tradicionales, que están defendiendo su cuota de mercado a base de bajar precios y lanzar promociones, cayendo algunas de ellas en la provocación de responder a la guerra de precios declarada por compañías como Ryanair. Una táctica riesgosa que puede afectar peligrosamente a todo el sector. La decisión de la low cost británica Jet2.com, efectiva a partir del 5 de septiembre, podría ser la primera señal de la sobresaturación de oferta y una muestra de la evolución que tendrá el mercado aéreo, especialmente el low cost, este verano. De hecho, las principales low cost europeas, Ryanair y easyJet se vienen resintiendo de una ralentización de su crecimiento desde abril, haciendo descender sus previsiones de resultados a un crecimiento del 5% y temblar al mercado. Vueling, que también opera en El Prat, ha comenzado a vivir las consecuencias de esta situación frente a la también española clickair, con base en el mismo aeropuerto. Sus acciones, aunque han registrado una cierta recuperación en la última jornada, aún se mantienen en valores inferiores a los de salida a bolsa, de 30 euros, provocando una recomendación de venta de los analistas del mercado. La aerolínea clickair acaba de anunciar que dejará de operar cuatro vuelos internacionales en la próxima temporada de invierno por falta de rentabilidad, a pesar de seguir avanzando en su plan de crecimiento y expansión de rutas. La mitad de ellas con el mercado asegurado, por tratarse en realidad de trayectos que Iberia va dejando de operar especialmente en el mercado doméstico en cumplimiento de su plan director, que la enfoca hacia el largo recorrido, principalmente hacia América. La compañía ha aducido que algunos de los destinos retirados de su menú son "muy de verano", pero tampoco da seguridad de que vuelvan a ser operados.Entre ellas, las que unen a Sevilla y Frankfurt y entre Barcelona y Dubrovnik. Asimismo estudia si hay demanda para seguir volando a Nador (Marruecos). También Ryanair ha anunciado una cifra que prevé se incremente en un 5% este año, y ha decidido por el momento dejar de operar la ruta desde Madrid y desde Girona a la ciudad sueca de Malmo, aunque no descarta que pueda eliminar otros destinos de su hoja de vuelos. A la competitividad entre los operadores dentro de este sector, hay que agregar el impacto que tendrá el incremento de los precios del combustible, que nuevamente ha iniciado una tendencia alcista, un apartado de mayor peso en la estructura de costes de estas compañías. Diana Ramón (transportes@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.