Diario 5350 15.08.2018 | 20:43
Hosteltur: Noticias de turismo

La diarrea del viajero afecta al 80% de los turistas que visitan países de alto riesgo

3 agosto, 2007
Elegir países exóticos o en vías de desarrollo como destino de vacaciones multiplica el riesgo de sufrir el trastorno alimenticio conocido como la diarrea del viajero. Es el principal problema de salud que sufren los turistas y llega a afectar al 80% de los viajeros que se dirigen a países de alto riesgo (África, Asia y Centro y Suramérica), en los que las condiciones sanitarias de potabilización del agua y de preparación y conservación de los alimentos no son suficientes.
En muchos casos, la diarrea del viajero se limita a cuadros leves de dos o tres días de duración que dificultan el viaje; en otros, se acompaña de fiebre, nauseas y vómitos, y puede llevar a la deshidratación. Aunque la contaminación del agua y de los alimentos por microorganismos o sus toxinas es la causa más frecuente, y entre ellos destacan la escherichia coli, el vibrio cólera, la salmonella y el virus de la Hepatitis A, otras posibles causas de cuadros de diarrea son las toxinas de pescados y moluscos no controlados, o la contaminación por agentes químicos, generalmente debido a los utensilios donde se conserva el agua o los alimentos. Los síntomas más frecuentes en estos casos son los dolores de estómago, estreñimiento y diarreas. Además de por el consumo de agua, la diarrea del viajero también tiene su origen en ocasiones en alimentos en malas condiciones, modificaciones de los hábitos alimenticios o en la inmovilidad prolongada durante los desplazamientos, según explicó el jefe del servicio de Aparato Digestivo del Hospital USP de Marbella, Carlos de Sola. El especialista recomendó la visita previa al médico para que aconseje al viajero y le informe sobre las peculiaridades del destino elegido "ya que cada país tiene sus propias necesidades higiénico-sanitarias" y se exigen diferentes tipos de vacunas. Beber agua embotellada, utilizar ropa y calzado adecuados, protegerse contra el sol y el calor, no ingerir verduras crudas ni carnes y pescados cocinados, así como vigilar el hielo suministrado en las bebidas, son algunas de las medidas que se recomiendan para prevenirla. Aunque el cuadro diarreico suele desaparecer una vez restablecido el equilibrio alimentario, en caso de que los síntomas se prolonguen después del viaje es conveniente el uso de prebióticos o estudiarlos en consulta. HOSTELTUR (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.