SAS retira su flota de turbohélices para inspección tras un segundo accidente y cancela 115 vuelos

El grupo Scandinavian Airlines (SAS) ha decidido retirar de servicio su flota de turbohélices Dash Q-400 fabricados por la compañía canadiense Bombardier, después de un segundo accidente en las últimas 72 horas. Los 33 aviones serán sometidos a una inspección técnica, por lo que la compañía se ve obligada a cancelar 115 vuelos, una información que puede ser consultada en la web del consorcio.

El accidente de este miércoles ocurrió cuando una de esas aeronaves, con 48 pasajeros a bordo, aterrizó de emergencia en el aeropuerto de Vilna, Lituania, luego de que los pilotos detectaran un fallo en el sistema de aterrizaje. El avión realizaba el trayecto entre Copenhague y Palanga, un centro turístico del oeste lituano. No hubo incidentes con el pasaje. El pasado domingo otro avión del mismo modelo, con 73 pasajeros a bordo, se incendió luego de un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Aalborg, Dinamarca, resultando lesionadas cinco personas durante la operación de evacuación. Embrear, tercer fabricante aeronáutico del mundo, prepara un programa global de inspección y ha recomendado a todas las aerolíneas que disponen de este modelo, usualmente utilizado en rutas regionales, tomar la previsión de no operarlos hasta que se realice la revisión. Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com) 
sas dentro.jpgsas dentro.jpg

sas dentro.jpgsas dentro.jpg

SAS.jpgSAS.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.