Más de 8.000 viajeros afectados por la huelga de conductores de autobuses de Madrid

La huelga convocada por los conductores de la compañía Auto Res, que opera trayectos entre la capital española y varias comunidades autónomas, afectará a más de 8.000 viajeros, según los sindicatos. Los paros, que comenzaron el sábado, continuarán afectando durante 14 días a las principales líneas con origen y destino Madrid.

Fuentes sindicales indicaron que el seguimiento de la huelga, se situará en el 75%, ya que el Ministerio de Fomento ha obligado a unos servicios mínimos del 25%. Desde la compañía, que acapara el 30% del tráfico de autocares que registra la Estación Sur de Madrid, precisaron que Auto Res ha vendido billetes hasta cubrir los servicios mínimos aprobados por Fomento, ha devuelto el dinero a los viajeros que han solicitado devolver su billete y, además ha acoplado pasajeros en trayectos no afectados por la huelga. Las citadas fuentes no se quisieron pronunciar sobre el número de pasajeros afectados, aunque dijeron que, en estos momentos, la repercusión es "insignificante" y se reduce a unos ochenta viajeros en Valencia. Durante el viernes, doce de octubre, más de 150 trabajadores participaron en dos asambleas que ratificaron la decisión de ir a la huelga, tras la ruptura de negociaciones con la empresa a la que los trabajadores culpan, pese a que fuentes de la compañía insisten en que se han cumplido la mayoría de las peticiones de los trabajadores. Los representantes de los trabajadores acusan a la dirección de la empresa de negarse a mantener las condiciones laborales de los empleados tras el traslado de la central en Madrid desde la terminal de autobuses de Conde de Casal a la Estación Sur. Con este traslado, según el comité, "la empresa está intentando amortizar los puestos de trabajo, obligando a los empleados a prestar servicios a otras empresas", ya que en dicha estación existe un sistema de ventanilla única por el que los taquilleros despachan billetes para todas las compañías. Además, reivindican un aumento del tiempo del que disponen los conductores para preparar el autobús al inicio de la jornada y para dejarlo al final de la misma, bajo el argumento de que con el cambio de estación las cocheras quedan más lejos.Sin embargo, fuentes de la empresa afirmaron que no ha habido ningún despido por el traslado de la sede desde Conde de Casal a la Estación Central, en la madrileña calle de Méndez Álvaro. Los paros serán retomados desde el viernes 19 a las 00.00 horas hasta el lunes 22 a las 12.00 horas, y desde el viernes 26 a las 00.00 horas hasta el lunes 31 a las 12.00 horas. A estas jornadas se unen los cuatro días del puente de Todos los Santos, de tal manera que los paros empezarán el jueves día 1 a las 00.00 horas y se prolongarán hasta el lunes 5 a las 12.00 horas. La huelga afectará a las siguientes líneas: Madrid-Cuenca-Valencia-Gandía-Cullera-Castellón, Madrid-Trujillo-Navalmoral de la Mata-Mérida-Cáceres-Badajoz, Madrid-Salamanca y Madrid-Zamora. Asimismo, se suspenderán los servicios Salamanca-Valladolid y Salamanca-Ávila. Por el contrario, seguirán activas durante los días de huelga las líneas Cáceres-Badajoz, Badajoz-Lisboa y Madrid-Vigo-Orense-Pontevedra, dado que los trabajadores de estos servicios están fuera del convenio colectivo de Auto Res. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.