Los ciudadanos chinos triplicarán sus viajes al exterior para 2015

Los ciudadanos chinos harán 100 millones de viajes al exterior en 2015, casi tres veces los 34,52 millones que hicieron en 2006, según datos de la Administración Nacional China de Turismo que recoge el periódico oficial Shanghai Daily.

En 2015, los chinos invertirán en viajes al extranjero unos 100.000 millones de dólares (68.373 millones de euros), mientras el turismo supondrá el 4,8% del producto interior bruto nacional (PIB) y contribuirá en un 1% a la tasa de crecimiento del país, según declaró Wang Zhifa, director adjunto de la Administración. El sector turístico chino, que para 2015 empleará a 100 millones de trabajadores, estimulará el desarrollo de la aviación civil, la red ferroviaria y de carreteras, el transporte náutico y la industria hotelera, añadió Wang. Se espera además que para entonces los aeropuertos chinos reciban 450 millones de pasajeros al año, para lo que serán necesarios otros 1.800 aviones y 6,3 millones de vuelos programados, además de 200.000 nuevas instalaciones hoteleras, incluyendo 700 hoteles de cinco estrellas en el país. China, que el pasado año atrajo a 46 millones de turistas, casi cinco veces más que las cifras de hace diez años y un 5,8 % del total mundial, se colocará también hacia 2015 como principal destino turístico del planeta, según la Organización Mundial del Turismo (OMT). El gigante asiático ocupa hoy la cuarta posición en esta clasificación, por detrás de Francia (79,1 millones), España (58,5 millones) y Estados Unidos (51,1 millones), país al que espera superar en 2008, cuando acogerá en Pekín sus primeros Juegos Olímpicos. Pekín negocia con Washington que turistas chinos puedan viajar a EE UU Pekín y Washington negocian que EE UU se convierta en un "Destino Autorizado para el Turismo chino" (DEA) y con ello se puedan organizar viajes de grupos de turistas desde el país asiático. Se espera que el acuerdo se alcance antes de finales de año, según fuentes del Departamento de Comercio estadounidense. Actualmente, 132 países tienen el estatus DEA con China, entre ellos España y otros de la Unión Europea, o naciones latinoamericanas como Cuba, Brasil, Argentina, Chile, México, Venezuela, Ecuador y Perú. El acuerdo puede suponer para EE UU una gran afluencia de viajeros chinos de clase media y alta, muy influidos por la cultura norteamericana y que, cuando el bolsillo se lo permite, mandan allí a sus hijos a estudiar cursos superiores. La primera ronda de conversaciones sobre el DEA entre China y EE UU comenzó el pasado año y la segunda se iniciará este mes, según el diario oficial China Daily. En el 2006, pese a las limitaciones de ambas partes, 640.000 turistas chinas viajaron a EE UU, no como parte de grupos de agencias de viajes sino como visitantes individuales y con un visado "de negocios". Por su parte, 1,71 millones de estadounidenses viajaron a China el pasado año, y el país asiático ya es el décimo destino más popular entre los norteamericanos, pese al creciente recelo de ambos gobiernos por asuntos comerciales, políticos y de derechos humanos. Los turistas chinos en el extranjero ya son los más numerosos de Asia y superan a japoneses y surcoreanos, y además son los que más gastan, unos 1.580 dólares por persona y viaje (1.073 euros). EE UU presenta frente a Latinoamérica la ventaja de que posee vuelos directos entre sus ciudades y las chinas, operados por líneas aéreas de los dos países. HOSTELTUR (actualidad@hosteltur.com) 
China.jpgChina.jpg

China.jpgChina.jpg

China fuera.jpgChina fuera.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.