Diario 5758 06.12.2019 | 02:47
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Volarán más alto para reducir el ruido al aterrizar en París

5 diciembre, 2007
El Gobierno francés ha presentado un plan de medidas para reducir el ruido que sufren los habitantes que viven cerca de los aeropuertos de París, entre las que se incluye un aumento de la altura de los aviones antes de la maniobra de aterrizaje que se empezará a aplicar desde el año próximo como medida estrella.
Los aparatos, que ahora inician la maniobra de aterrizaje entre 600 y 1.200 metros, lo harán a 300 metros más de altura, lo que debería reducir a la mitad las molestias sonoras, explicó la secretaria de Estado de Ecología, Nathalie Kociusko-Morizet. Esta medida será aplicada a partir del 1 de enero próximo a Le Bourget, primer aeropuerto de negocios de Europa, ubicado a unos diez kilómetros al norte de París, y luego se extenderá a partir de 2009 a Orly, al sur de la ciudad (230.000 aterrizajes y despegues anuales), donde se fijará una altura de 1.200 metros. Por último, la elevación será obligatoria entre 2010 y 2011 para las aeronaves que tengan como destino el Roissy Charles de Gaulle, el principal aeropuerto francés a unos 20 kilómetros al norte de la capital, con 540.000 movimientos anuales. Kociusko-Morizet se mostró confiada en que esta mejora se dejará sentir ruido en las áreas sobrevoladas por los aviones en un radio de 10 a 25 kilómetros en torno a los aeropuertos. Además de volar a mayor altura, los pilotos tendrán que modificar sus procedimientos en el descenso para hacerlo con más suavidad y conseguir un acercamiento progresivo a las pistas que reduzca el consumo de energía y sobre todo el ruido. El plan establece también un aumento de la tasación de los despegues entre las 18:00 y las 22:00 horas, una nueva franja horaria que se añadirá a las dos que existían hasta ahora, una diurna y otra nocturna (a partir de las 22:00 horas). Así, por ejemplo, un avión Airbus A340, que tiene entre 250 y 350 plazas y paga ahora 83 euros de tasa de despegue durante el día y 498 por la noche en Orly, deberá abonar 345 euros en ese nuevo horario de tarde-noche. La factura para un Boeing 747-400, que ahora en Orly es de 1.059 euros durante el día y de 10.594 euros por la noche, será en la nueva franja horaria de tarde-noche de 4.392 euros. La tercera línea del plan es un aumento de los fondos para la insonorizar las viviendas en las zonas próximas a los aeropuertos o a los corredores que utilizan los aviones en las maniobras de despegue y/o aterrizaje. Se doblará el impuesto que se cobra desde 2005 en los diez mayores aeropuertos de Francia, lo que permitirá disponer de 23 millones de euros en 2008, una cifra que debe seguir subiendo progresivamente hasta rondar los 50 millones anuales. Ese dinero servirá para equipar con elementos contra el ruido todo el contingente de viviendas en espera y, a medio plazo, poder insonorizar anualmentge cerca de 7.000 viviendas.
Avatar redactor Carlos Paquito

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.