El australiano Macquarie tantea su posible aterrizaje en los aeropuertos de Ferrovial

El poderoso grupo bancario australiano Macquarie se está preparando para hacerse con uno o varios de los más importantes aeropuertos británicos bajo la gestión de la compañía BAA, si su propietario, el grupo español Ferrovial, se ve obligado a venderlos debido a las dificultades financieras o reguladoras que está afrontando desde su adquisición.

De acuerdo, con una información del rotativo británico The Sunday Telegrapah, Macquarie habría comenzado conversaciones preliminares con fondos de inversión en infraestructuras para calibrar su interés en comprar parte de los activos de BAA, que incluye los tres aeropuertos principales de Londres, Heathrow, Gatwick y Stansted, junto al de Southampton, al sur de Inglaterra; los de Edimburgo, Aberdeen y Glasgow, en Escocia; y el de Nápoles, en Italia. Aunque no hay certeza de que BAA decidida vender cualquiera de sus operaciones, y Macquarie, que es uno de los asesores financieros de su propietario, el grupo español Ferrovial, no tiene previsto por el momento hacer una oferta no solicitada, hay dos factores que podrían llevar al grupo a tomar una decisión en ese sentido. Por un lado, la necesidad de refinanciar una deuda de cerca de 11.8000 millones de euros, contraída para la adquisición del grupo BAA. Por otro, la revisión de la Comisión de la Competencia, cuya recomendación podría ser la división parcial del grupo para romper el monopolio de BAA, especialmente sobre los principales aeropuertos londinenses. Entre los fondos de inversión en infraestructuras que estarían interesados en los activos de BAA se menciona los bancos de inversión Credit Suisse, Goldman Sachs y UBS. Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com) 
BAA DENTRO.jpgBAA DENTRO.jpg

BAA DENTRO.jpgBAA DENTRO.jpg

BAA FUJERA.jpgBAA FUJERA.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.