Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Pesimismo ante las negociaciones de cielos abiertos entre EE UU y la UE

13 mayo, 2008
La aerolínea británica Virgin Atlantic teme que la segunda fase de las negociaciones entre la Unión Europea y Estados Unidos fracase, pues ello podría desembocar en la retirada de los derechos de tráfico aéreo existentes. Los representantes de los dos gobiernos se reúnen esta semana para tratar de cerrar definitivamente el acuerdo.
Paul Charles, director de la compañía no cree "que el acuerdo se alcance hasta 2010". El director de Virgin considera que no hay ningún incentivo "para que EE UU siga con la segunda fase de las negociaciones" y que las conversaciones de esta semana podrían dar lugar al fracaso del acuerdo, lo que significaría el cierre de los servicios que aerolíneas estadounidenses han introducido en el aeropuerto de Heathrow. Según Virgin esta incertidumbre es la razón de que aún no haya invertido en una ruta entre Europa y Estados Unidos, al contrario de lo que ha hecho British Airways, cuya filial Open Skies tiene planes de empezar a volar entre París y Nueva York a partir del mes que viene. El acuerdo de cielos abiertos permite a las compañías americanas y europeas operar entre ambos continentes, sin embargo las leyes de propiedad actuales no permiten a las aerolíneas europeas adquirir más del 25% del capital de las estadounidenses, mientras que al contrario la participación puede alcanzar el 49,9%. En este sentido la británica Virgin Atlantic está interesada en participar en alguna aerolínea americana, pero aportando más del 25% del capital y además otras compañías de ambos continentes han manifestado la posibilidad de que haya fusiones, con el fin de sobrevivir a la desaceleración económica y al aumento de los costes del combustible. La primera fase ya está en vigor El pasado 31 de marzo entró en vigor la primera fase del acuerdo de cielos abiertos, levantándose así la mayor parte de las restricciones de las aerolíneas que vuelan entre ambos lados del atlántico, dese ese día las compañías europeas pueden operar sin restricciones a todos los aeropuertos estadounidenses desde cualquier punto de Europa y no solo desde el país de origen tal y como ocurría anteriormente. A medio plazo Bruselas confía en que el convenio de cielos abiertos eleve en un 50% -hasta los 76 millones de personas- el tráfico anual de pasajeros entre las dos orillas del Atlántico y que impulse la creación de unos 80.000 nuevos puestos de trabajo en la UE y en EE UU durante este periodo. El pacto equipara la situación de las compañías de todos los países de la UE respecto a los vuelos a EE UU y reforzará probablemente el papel de las alianzas de aerolíneas. Xisca Muñoz (transportes@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.