El traslado del aeropuerto de Tegucigalpa a una base estadounidense crea polémica

La decisión del presidente Manuel Zelaya de trasladar el aeropuerto de Tegucigalpa a la base estadounidense de Palmerola, después del accidente del avión de TACA que tuvo lugar el pasado viernes y que dejó cinco muertos, entre los que se encontraban el presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Harry Brautigham y la esposa del embajador de Brasil, Jeanne Chantal, y 65 heridos más, abrió el domingo una fuerte polémica en Honduras.

Zelaya inspeccionó el pasado sábado la base de Palmerola, situada en el valle de Comayagua, 70 kilómetros al norte de Tegucigalpa, y anunció que en 60 días será habilitada como el aeropuerto comercial de la capital. "Las decisiones tomadas son en beneficio de la navegación aérea y la seguridad de las personas en tierra y aire", justificó el mandatario. En agosto se comenzará a ampliar la carretera hacia esa zona, "que actualmente sólo tiene dos carriles", añadió. Zelaya decidió el cambio después del accidente del viernes del avión de TACA en el aeropuerto Toncontin de Tegucigalpa, uno de los más peligrosos del continente, con una pista de apenas 1.850 metros y encajonado por montañas. El anuncio del presidente Zelaya generó dudas entre la comunidad hondureña, que hasta el momento se mantiene incrédula de que el Gobierno de los Estados Unidos ceda la base militar. Por ello, ante los cuestionamientos, el mandatario indicó que se ya había comunicado vía telefónica con el presidente George W. Bush. La base Palmerola cuenta con una pista de 2.800 metros, la cual fue inaugurada el 14 de febrero de 1985, tras ser construida por la nación estadounidense para combatir el comunismo en la región. La base posee todo tipo de facilidades tecnológicas y ha albergado a millares de efectivos estadounidenses. Actualmente 500 militares permanecen ahí. Indemnización a las víctimas Por otro lado TACA informó deque indemnizará a los parientes de las personas que murieron en el accidente, y a todos los que resultaron heridos, aunque no dio a conocer la lista de los pasajeros que viajaban en la nave accidentada. A este respecto, el presidente de TACA, Roberto Kriete, manifestó que la empresa indemnizará a todos los pasajeros que sufrieron el accidente y pagará los gastos médicos de los heridos, y en el caso de los fallecidos sus familias recibirán la indemnización que corresponda. Por otra parte, el ejecutivo manifestó que el levantamiento de los restos de la aeronave siniestrada tardará de dos semanas a mes y medio, trabajo que lo realizará un equipo de expertos de la compañía con especialistas de Francia, Italia y Estados Unidos, quienes han participado en el diseño y construcción de las aeronaves que vuela TACA. Sara Villafáfila (latinoamerica@hosteltur.com) 
tegucigalpa.jpgtegucigalpa.jpg

tegucigalpa.jpgtegucigalpa.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.