Dos aerolíneas deciden retirar de su flota cientos de B737 y despedirán a miles de trabajadores

El precio del combustible está llevando a varias compañías aéreas a tomar drásticas medidas. La estadounidense United Airlines retirará toda su flota de Boeing 737 y su línea Ted, la marca de bajos precios de la compañía. Continental Airlines, por su parte, anuncia el despido de 3.000 trabajadores de su plantilla, la reducción del 16% de sus vuelos y también suprimirá 67 aviones Boeing 737-300 y 737-500.

United ha informado que se ha propuesto para finales de 2008 haber retirado de su flota 80 aviones, reduciendo un 14% de su capacidad principalmente en el mercado doméstico, en el cuarto trimestre del año, y para 2009 otros 100 aparatos más. La compañía espera retirar todos sus B737, sus aparatos menos eficientes en el gasto de combustible. Seis de sus Boeing 747 serán igualmente dejados en tierra. Los portavoces de la empresa han aludido a su urgente necesidad de reducir costes y aumentar los ingresos para hacer frente al alto precio del combustible y el difícil entorno económico. La compañía ha decidido cortar sus servicios en los segmentos de bajos precios y reducir frecuencias. La aerolínea también está eliminando su producto Ted de bajas tarifas, una marca que dispone de 56 Airbus A320 que serán reconfigurados para incluir cabina de primera clase. Con este recorte de servicios, la compañía estima una reducción de personal de entre 1.400 y 1.600 empleados para finales de 2008. A los actuales precios del crudo United calcula su factura anual de combustible en 3.000 millones de dólares (casi 2.000 millones de euros). Continental califica la situación de "seria" Mientras, la también estadounidense Continental Airlines ha anunciado a sus 45.000 empleados que prescindirá de 3.000 de ellos debido a la necesidad de reducir anualmente sus operaciones en un 16% y retirar de su flota 67 Boeing 737, "los menos eficientes", como salida para "salvar la compañía" de la crisis generada por un precio del barril de petróleo "extremadamente alto", apuntando que la situación de las aerolíneas es verdaderamente "seria". La compañía ha resaltado que los aumentos aplicados en las tarifas no han sido suficientes para hacer frente a la desorbitante escalada de los preciso del combustible. La compañía también reducirá sus operaciones en el mercado doméstico, lo cual disminuirá su red en un 11% en el primer semestre de este año. Teniendo en cuenta estas reducciones, la aerolínea acelerará la retirada de los aviones menos eficientes. No obstante, la aerolínea seguirá recibiendo nuevos aviones Boeing 737-800 y 737-900ER de Nueva Generación, 16 de ellos en el segundo trimestre de este año y 18 en 2009. A finales del año, Continental Airlines dispondrá de una flota de 375 aviones y en 2009 de 344 aparatos. El despido de 3.000 empleados, que incluye cargos directivos, comenzará a partir de septiembre, en la mayoría de los casos a través de programas voluntarios para evitar los despidos forzados. Asimismo, el presidente y consejero delegado de la compañía, Jeff Smisek, ha anunciado que prescindirá de su salario hasta finales de año. El presidente de Continental Airlines consideró que esta crisis es la peor desde el 11 de septiembre, teniendo en cuenta que el precio del petróleo del Golfo cerró en 151,26 dólares por barril, un 75% más que en el mismo periodo del año pasado. El gasto de combustible en el caso de esta compañía se verá incrementado este año en 2.300 millones de dólares (casi 1.500 millones de euros), lo cual representa para la empresa un coste aproximado de 50.000 dólares (32.470 euros) por empleado. Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com) 
United dentro.jpgUnited dentro.jpg

United dentro.jpgUnited dentro.jpg

United destacada.jpgUnited destacada.jpg

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.