Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Comienza el proceso de nacionalización de Aerolíneas Argentinas

14 julio, 2008
El Estado se quedará con Aerolíneas Argentinas y Austral. La noticia fue confirmada ayer por el diario La Nación que anuncia que la decisión es irreversible y que a partir de hoy se empezará a discutir el valor de las acciones y el modo en que se hará la transacción. Mientras tanto, el Gobierno argentino y Marsans protagonizaban este fin de semana un concurso de mutuas acusaciones.
Así las cosas, el Ejecutivo de Cristina Fernández mandará en los próximo días al Congreso un proyecto de Ley de nacionalización. Si el Gobierno se pone de acuerdo con la empresa en las condiciones generales de la operación será sólo un trámite que deberá tratar la Comisión de Seguimiento de las Privatizaciones; si no hay acuerdo, el proyecto se enviará pero en con términos propios de una expropiación. El Estado pasará, pues, a hacerse con el 96,4% de la aerolínea, aunque no será un traspaso automático. Se esperará entre dos y seis meses para proceder al cambio de administración. La jornada de hoy se anuncia larga e intensa. Se mantendrán reuniones en las que participarán, por el Estado argentino, el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, el secretario legal y técnico, Carlos Zannini, y el secretario de Transportes, Ricardo Jaime. La iniciativa empresarial estará representada por el presidente del directorio, Horacio Fagosi, y el gerente financiero corporativo del grupo Marsans, Víctor Múñoz, enviado especial por los accionistas Gonzalo Pasucal y Gerardo Dían Ferrán. Mutuas acusaciones El fin de semana sirvió de antesala para los acontecimientos al produvirse de lado y lado su versión. Gerardo Díaz Ferrán, copropietario de Interinvest, la sociedad todavía accionista mayoritaria de Aerolíneas Argentinas (AA), acusa al Gobierno argentino de forzar la salida del grupo español de la aerolínea y pide al Ejecutivo que preside Cristina Kirchner que "asuma su responsabilidad". En declaraciones al diario local La Nación, Ferrán afirma que "están haciendo algo mucho más grave que empujarnos fuera. El Gobierno argentino ha sido "el que ha llevado a la compañía a una situación en la que es imposible operar con pérdidas importantes", una situación que califica de imposible y a la que también han contribuido, en su opinión, los sectores sindicales. El empresario reiteraba que aún no han recibido "una comunicación oficial" sobre el comienzo del proceso de intervención judicial solicitado por el Gobierno argentino. "A nosotros nadie nos ha comunicado nada. Estamos dispuestos a dialogar y a encontrar una salida, siempre y cuando se cumplan los compromisos", argumenta Díaz Ferrán. Según el acuerdo propuesto en mayo por el ministro argentino de Planificación Federal, Julio de Vido, el Estado haría uso de la opción de incrementar su participación hasta alcanzar el 20% y la aerolínea contaría con una participación del 10% en manos de sus empleados, mientras que el 70% quedaría repartido entre los actuales propietarios de la empresa y nuevos accionistas de empresas argentinas, cada uno con un 35%. De esta forma se ampliaría el capital argentino en AA. "El Gobierno argentino sabe lo que ha hecho con Aerolíneas. Tenemos un papel firmado por el señor De Vido y no se está cumpliendo. Lo que pretendemos es sentarnos a dialogar para que los compromisos asumidos se cumplan", recalca Díaz Ferrán. "Hemos aceptado lo que se nos pidió, incluida la sugerencia del Gobierno argentino de incorporar a otros socios. No tenemos por qué irnos, sólo pretendemos que quién lleva la situación a este extremo asuma sus responsabilidades", cita el diario. El Gobierno argentino acusa a Marsans Al mismo tiempo, el secretario argentino de Transporte, Ricardo Jaime, afirma que el grupo Marsans incumplió compromisos en Aerolíneas Argentinas, compañía que controla y que atraviesa por una severa crisis económica. El funcionario quiso dar respuesta a las afirmaciones de Gerardo Díaz Ferrán, sobre el hecho de que el Gobierno argentino trata de sacar a la firma española del control de Aerolíneas Argentinas. "Hay compromisos que asumió la empresa y que no cumplió", sostuvo Jaime en declaraciones a radios locales, en las que negó que el Gobierno haya contribuido a la crisis de la aerolínea de bandera con el fin de nacionalizarla. "Si alguien cree que el Estado puede haber deliberadamente perjudicado a una empresa que hoy debe casi 900 millones de dólares (unos 564 millones de euros), me parece que está mirando otra película", puntualizó. "La pretensión del Gobierno quedó expresada hace 50 días, cuando se firmó un acuerdo para adquirir hasta el 20% de Aerolíneas y Austral y la posibilidad del ingreso de capitales argentinos en ambas empresas por el 35%", recordó. Jaime apuntó que Aerolíneas Argentinas y Austral se han beneficiado de dos aumentos de tarifas "del 18% cada uno" y subsidios que abaratan las compras de combustible para sus flotillas de aviones. "Lo real es que hace 30 días que todas las medidas están tomadas. Lo que el Estado firma lo cumple", afirmó luego de remarcar además que el estatal Banco Nación ha prestado "casi 100 millones de pesos" (más de 20,8 millones de euros) a Aerolíneas Argentinas "para seguir operando". "Leí que uno de los socios de Interinvest (la firma de Marsans que controla la aerolínea) decía que el Estado no había cumplido con el aumento de tarifas comprometido. Me parece que por ahí las noticias no llegan tan rápido a España", dijo al rechazar declaraciones de directivos del grupo español. No permitirán la quiebra El secretario de Transportes sostuvo que el Estado "no tiene voluntad de quedarse" con Aerolíneas Argentinas, pero aclaró que tampoco permitirá su bancarrota en momentos en que se conjetura con que el Gobierno de Cristina Fernández está dispuesto a proponer al Parlamento la nacionalización de la compañía. El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se propone enviar al Parlamento un proyecto de ley para nacionalizar el 100% de la compañía, según fuentes oficiales citadas por la prensa y que no han sido desmentidas. Los sindicatos denuncian desde hace meses que Aerolíneas Argentinas y Austral tienen paralizada buena parte de su flota por falta de repuestos para su mantenimiento, a lo que se suman deudas y conflictos laborales latentes. Aerolíneas Argentinas, creada en 1950 y privatizada en 1990, es controlada por el grupo Marsans desde octubre 2001, luego de haber pasado sucesivamente por las manos de la compañía española Iberia, la estadounidense American Airlines y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) de España. Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)/Guadalupe Revuelta (Latinoamerica@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.