Los grandes europeos crecen bajo cero

La crisis arrecia en Europa, como así reflejan los últimos datos económicos de los países más potentes. Francia e Italia han decrecido un 0,3% en el segundo trimestre de año, mientras la economía alemana se ha contraído un 0,5%.

El banco Central Europeo (BCE) constataba la semana pasada un crecimiento del PIB de la zona euro del 0,2% en el segundo trimestre; si bien en términos interanuales la tasa fue de 1,5%. Mientras en la Europa de los 27 el crecimiento trimestral fue del 0,1%. A pesar de estos resultados la entidad reguladora cree que los cimientos económicos de la Comunidad siguen siendo "sólidos". La incertidumbre provocada por los desmanes financieros surgidos por las hipotecas estadounidenses es la causa de esta acusada desaceleración. También ha contribuido a esta situación la subida de los precios del petróleo y de otros productos básicos, incrementos que han provocado un período inflacionista y, como consecuencia de ello, el freno del consumo familiar. Es decir, se están dando todos los componentes de una crisis, de la cual se desconoce su final, pero que distintas organizaciones internacionales delimitan en un máximo de dos años. Las potencias europeas se resienten En Europa se asiste a un hecho, cuanto menos, curioso. Mientras [link="https://www.hosteltur.com/noticias/55012_alemania-reino-unido-se-resienten-crisis.html"]las economías tradicionalmente fuertes[/link] están sufriendo las peores consecuencias de la crisis, las economías en desarrollo están manteniendo o incluso mejorando sus índices de actividad económica. La locomotora europea, Alemania, ha crecido -0,5% con respecto al trimestre anterior. Además la inflación del país germano ha marcado el máximo de los últimos 15 años, repuntando hasta el 3,3%. Francia e Italia, por su parte, coinciden en una contracción de sus economías hasta descender al -0,3% en el mismo período, según los datos ofrecidos por la oficina europea de estadística, Eurostat. A pesar de ello, en Francia se niegan a hablar de recesión. La ministra de Economía francesa, Christine Lagarde, recordó la semana pasada que es "totalmente inexacto" hablar de "recesión" de la economía gala y que el crecimiento negativo es un fenómeno "europeo, incluso mundial". En términos interanuales, Francia ha crecido un 1,1%, mientras Italia lo hacía un 0,0% y Alemania un 1,7%. Mientras España marcaba un PIB del 1,8% interanual. Además ha habido recesión en otras economías europeas, como Estonia, con un crecimiento para el segundo trimestre del -0,9%, o como otro de los países ex soviéticos, Letonia, con un crecimiento del –0,5%. Algunos países del Este, sin embargo, han obtenido buenos resultados. El mayor crecimiento en los últimos doce meses, por ejemplo, tuvo lugar en Eslovaquia (7,6%), Lituania (5,7%), República Checa (4,5%) y Chipre (3,9%). Quizás esto quiera decir que la inversión hacia el exterior se está dirigiendo hacia estos países, y tal vez, esta dinámica provoque una mejora general de la economía europea. Carolina Sánchez Velasco (economia@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.