Entra en vigor la nueva Ley de Turismo, una herramienta para el futuro

Ayer entró en vigor la nueva Ley de Turismo panameña. Entre otras cuestiones, la ley crea el Fondo Nacional de Turismo (Fonatur), un fideicomiso para garantizar los recursos económicos necesarios para la ejecución del Plan Maestro de Turismo y las campañas de promoción.

Fonatur será financiado con al menos el 50% de los ingresos ordinarios de la Autoridad del Turismo y las empresas turísticas tendrán un plazo de 5 años para adoptar una certificación de calidad. Rubén Blades, gerente general del Ipat, destacó la figura del fideicomiso, empleada para evitar que los fondos se destinen a fines distintos a los establecidos, dicho fondo nace con un capital inicial de 4,7 millones de dólares aportados por el Ipat. Otro de los aspectos relevantes del nuevo documento es que Panamá adoptará el sistema CST (Certificado de Sostenibilidad Turística) como método de clasificación de actividades turísticas. Según el Instituto Costarricense de Turismo, "el CST ha sido diseñado para categorizar y diferenciar empresas turísticas de acuerdo al grado en que su operación se acerque a un modelo de sostenibilidad, en cuanto al manejo de los recursos naturales, culturales y sociales". Las empresas tendrán un periodo de cinco años para adoptar esa certificación, que será otorgada por un auditor externo. Junto a dicha Ley, el Gobierno panameño está elaborando un manual de turismo sostenible que dará un recurso educativo a las empresas e impulsará el uso responsable de los recursos, dijo Annie Young, presidenta de la Asociación Panameña de Turismo Sostenible. Las bases son las "Directrices sobre diversidad biológica y desarrollo del turismo", del Convenio sobre Diversidad Biológica de las Naciones Unidas. Tomadas ambas iniciativas en consideración se llega a la conclusión de la importancia dada por el país centroamericano a la vinculación entre turismo y desarrollo. Según datos de la OMT, el crecimiento del turismo en los países menos desarrollados ha sido del 97,5% en los diez últimos años, mientras que en los países desarrollados ha sido del 36,7%. Turismo y desarrollo Al respecto reflexiona Amparo Sancho, profesora de Análisis Económico de la Universidad de Valencia y directora del máster de Turismo que imparte el centro. Dice que la actividad turística puede considerarse la principal fuente de divisas en muchos países, fundamentalmente en los más atrasados, donde se aprecia cómo un sector de grandes oportunidades, que crea negocios y empleo (sobre todo de mujeres y jóvenes), potencia el crecimiento, estimula las culturas autóctonas e incluso, aunque a veces se piensa lo contrario, es un gran defensor del medio ambiente. Pero quizás el factor más importante que caracteriza el turismo es su potencial para desarrollar mecanismos que conducen a la paz y el entendimiento entre los pueblos. Junto a estos aspectos positivos del [link=" http://comunidad.hosteltur.com/post/2008-08-29-turismo-y-desarrollo"]desarrollo turístico[/link], son numerosos los problemas asociados a él: fugas de la riqueza hacia los países inversores, impactos medioambientales, desequilibrios entre turistas y residentes, etcétera. Por tanto, para que el balance entre los aspectos positivos y negativos sea favorable, es necesario que exista una planificación integral de la actividad turística con una estrategia nueva: turismo relacionado con las necesidades de los ciudadanos. Así se ha puesto de manifiesto en los últimos foros de desarrollo turístico sostenible, donde se insta a los gobiernos a compaginar el desarrollo turístico con la calidad de vida del ciudadano, entendiéndolo como ayuda al desarrollo. Existen dos formas de plantear este reto: la primera es considerar el turismo desencadenante del desarrollo. La segunda consiste en considerarlo un aporte suplementario a la actividad pre-existente (agrícola, ganadera, industrial, etcétera). Esta última forma es mucho más equilibrada y adaptada a las necesidades locales, y contribuye mejor al desarrollo y equilibrio endógeno de los destinos, y así debe potenciarse por las instituciones responsables, priorizando los aspectos de "participación equitativa de la población local en los beneficios económicos, sociales y culturales del turismo". Esto es lo que pretenden países como Panamá. Al menos en teoría. El tiempo y las acciones demostrarán en qué medida las ideas se han llevado a la práctica. HOSTELTUR (latinoamerica@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.