Diario 5326 19.07.2018 | 04:29
Hosteltur: Noticias de turismo

'Tratado de paz' entre Iberia y sus pilotos

23 enero, 2009
La dirección de Iberia y los representantes del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) alcanzaron ayer un preacuerdo para la renovación del convenio colectivo, según informaron los portavoces de ambas partes.
Este preacuerdo, que ahora deberá ser aprobado por la asamblea general de pilotos, implica el retiro de los expedientes administrativos abiertos por Iberia a 41 miembros de su plantilla técnica de vuelo. El convenio colectivo que será renovado contempla mejoras en materia salarial, de productividad, atención al cliente y protección del empleo, así como la prolongación de la vida profesional del piloto. Para Iberia con este preacuerdo finalmente "termina un periodo de desencuentros que se ha prolongado por 10 años y abre una etapa positiva para los pilotos y para la compañía, así como para los clientes, el resto de empleados y accionistas", indicó Iberia. Al detalle En cuanto a los puntos del preacuerdo, el borrador contempla una subida del 2,7% este año en materia salarial, un aumento de acuerdo al IPC para el pasado año, un incremento del 2,3%, la mitad del IPC, para 2007 y congelación de sueldos para 2005 y 2006. Iberia y el Sepla acordaron, respecto a la duración de la vida profesional, adecuar el convenio a la legislación vigente para incrementar hasta los 65 años la edad en la que se permite seguir volando, con una reducción de la actividad del 50% a partir de los 60 años. Por otra parte, en cuanto al expediente de regulación de empleo (ERE) que actualmente está en vigor para el resto de colectivos será también de aplicación voluntaria al colectivo de pilotos. El preacuerdo sellado ayer incluye un anexo sobre protección del empleo, en el que se especifica que los pilotos de Iberia realizarán los vuelos de largo radio que se produzcan en el hub de distribución de Iberia, así como los que alimentan aquellos. También fueron fijadas las condiciones para regular la operación con código Iberia y determinados códigos compartidos y se subraya que puede crecer esta operación en función del crecimiento que tenga Iberia. Las reivindicaciones sobre productividad establecen en el preacuerdo la unificación de las flotas de A340 y A330, previstas en un futuro, y la consiguiente flexibilidad para la operación de vuelo, así como que los vuelos a Nueva York y Buenos Aires se efectúen con dos y tres pilotos, respectivamente. Asimismo, recoge que, en determinados vuelos, como a Dakar y Lagos, se acepte llegar a los tiempos de actividad de vuelo que marca la actual legislación. En cuanto a medidas encaminadas a mejorar la protección del cliente, el principio de acuerdo incluye medidas encaminadas a facilitar el servicio que la compañía presta a sus pasajeros, así como la recomendación del Sepla a todos sus afiliados para que, en situaciones de complicaciones aeroportuarias o meteorológicas, se pueda prolongar la actividad de vuelo dentro de los márgenes marcados por la ley y garantizando la seguridad de la operación, con el fin de asegurar que los clientes puedan llegar a su destino. El saldo 'rojo' de la negociación En el marco de este largo proceso de cinco años de negociación del VII convenio colectivo que riege las condiciones desde el año 2005, adicional a las horas de reunión, el proceso interrumpido el 4 de diciembre dejó durante casi más de un mes de "desencuentros", hasta el 11 de enero pasado, la cancelación y retrasos en más de 7.000 vuelos, más de un millón de pasajeros afectados y costes a Iberia de 20 millones de euros, sin contar las mutuas demandas que se interpusieron las partes implicadas. Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.