Diario 5408 22.10.2018 | 11:45
Hosteltur: Noticias de turismo

Estoy en Facebook, pues existo

17 marzo, 2009
En estos últimos tiempos donde las redes sociales están en boca de todos me viene a la cabeza alguna reflexión. Es cierto que desde las empresas parece haber cierta necesidad de estar de alguna forma presente en ellas.
No hace mucho surgía una aférrima discusión en twitter sobre el motivo que llevaba a las marcas a estar presentes en facebook o crear una cuenta en twitter.
 
La verdad es que todo en general se está desmadrando un poco. Parece que o estas en estos medios, o no existes. ¿Estamos en Facebook?, suele decir a sus colegas de trabajo...
 
Algunas de las preguntas que me hago muchas veces son: ¿Para qué?, ¿con que objetivo utilizan estos nuevos canales de SMM?, ¿qué hay detrás?
 
A pesar de no tener una respuesta definitiva, se me ocurren algunas.
 
  1.  Aparece un nuevo canal de comunicación con el exterior, con lo cual, por qué no aprovecharlo.
  2.  El hecho de no estar hace que la marca pueda perder ventaja competitiva frente al resto con lo cual, mejor estar.
  3.   Puede ser una forma más de crear una masa crítica con la que comunicarse y crear cierta fidelización. Por consiguiente sirva para ir posicionándose en las mentes de estos posibles clientes potenciales.
 
Más allá de estos motivos considero que lo más importante es saber con qué estrategia se aparece en estos medios. Uno empieza a estar ya cansado de que lo inviten a ser fan de "grupos superficiales" o de hacerse amigo de un producto/marca que apenas conoce.
 
¿Por qué motivo aceptaré que una marca establezca una comunicación tan directa conmigo?, ¿por qué de repente una de ellas me sigue en twitter?. ¿Querrá conocer mis gustos y perfil para adaptar su oferta a mí o a mi gente?
 
A no ser que yo como posible cliente potencial o usuario sienta una cercanía hacia esta marca, hasta lo consideraré una intrusión deshonesta o me molestaré cuando se intenten aproximar con promociones de alguna índole. Al final de una cosa me doy cuenta, hay cierta propensión a aceptar estar o permanecer en un grupo sin que en él se ofrezca nada especial o se dé un debate relevante.
 
Un ejemplo sencillo de por qué "formar parte de" es el que me pasó hace poco. Me hice de un grupo del Hotel Santa Clara de Palma para apoyar a un amigo en su promoción y porque dado que viajo de vez en cuando a la isla, podía conocer de primera mano su establecimiento, ofertas, etc. Finalmente he reservado para conocerlo este fin de semana. ¿Por qué?, por estar en mi mente a la hora de decidir. Lo mismo puede ocurrir con Twitter. Me podrá interesar un hotel de la ciudad donde vivo que no para de organizar eventos de mi interés.
 
¿Quiere eso decir que me haría con todos lo hoteles que me inviten?, seguramente no.
 
Cada uno que apueste por su estrategia concreta pero sobre todo que no se lance a crear un perfil porque es lo que se lleva. Sólo hay que ver la poca actividad que se generan en estos grupos y lo fácil que lo tienen los usuarios para aceptar "lo que sea" para "sumar" ( ya somos 200!!!) ¿y?. Mejor 20 y que den feed back, creen contenido, luchen por la causa, se interesen por ver la evolución ...
 
Tú decides.

Víctor Mayans
Extraído de su blog personal
Otros posts del autor en la Comunidad Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.