Diario 6003 19.09.2020 | 07:00
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

La expansión hotelera mallorquina, una gran inversión para dos sociedades

30 abril, 2009
La aventura que iniciaron los hoteleros mallorquines con su proyección hacia el Caribe en los años ochenta ha sido clave para el impulso económico de la región. Pero su éxito también revirtió en la sociedad mallorquina, ya que las grandes hoteleras han mantenido sus sedes en la isla y acudido siempre a empresas auxiliares de la misma. En ello coincidieron todos los invitados de ayer en HOSTELTUR TV.
El programa tuvo como punto de partida el libro titulado ?Los visionarios del Caribe", que a través de entrevistas a personajes como Gabriel Barceló, Gabriel Escarrer, Abel Matutes, Juan José Hidalgo, Pablo Piñero o Luis Riu, analiza cómo transcurrieron los primeros años de una gesta iniciada en 1980 y que aún continúa.

La tertulia contó con la presencia de los coautores del libro, Juan Luis Ruiz Collado, periodista del diario Última Hora, y Mario Morales, periodista de Diario de Mallorca. Junto a ellos estuvo uno sus protagonistas, Gabriel Sampol, presidente de Sampol Ingeniería y Obras, y Mariano Sacristán, director general de Sistemas de Gestión, empresa que presta servicio tecnológicos al sector turístico en República Dominicana.

El libro es un interesante documento de cómo transcurrieron años plagados de anécdotas con un material gráfico en el que, asegura Mario Morales, se ha ?recuperado todo lo recuperable?, aunque lamenta que muchos de los empresarios no pensaron en la trascendencia del momento y no los captaron en imágenes.

Más de 25 años después, países como República Dominicana han vivido un gran desarrollo económico gracias al turismo, cuya actividad se ha multiplicado por diez, explica Sacristán. Pero cuando llegaron hubo que sortear muchas dificultades, desde la falta de infraestructuras, agua o energía hasta incluso las causadas por el idioma.

De hecho Sampol recuerda que llegó antes que muchos hoteleros. Y lo hizo de la mano de Luis Riu, porque realmente el problema de la electricidad era muy grande. También la falta de carreteras, que ellos mismos tuvieron que construir en ocasiones. Mientras, las autoridades no colaboraban, ?dejaban hacer?, dice Morales. No había ni leyes urbanísticas. Se hacía lo que los propietarios de los terrenos daban permiso. Y de ahí que muchas carreteras estén llenas de curvas, ya que su paso dependía de que los propietarios autorizaran.

Pero Sampol también recuerda que una de las ventajas era lo barato del personal, pues mientras en España cobraba unas 1.500 pesetas la hora, allí cobraba 60. Y también afirma que eran trabajadores muy ?espabilados?, con una percepción muy positiva del fenómeno turístico.

Una percepción social muy diferente

Sacristán dice que el nombre de los españoles en general tiene muy buena fama en República Dominicana. Pero ?de los mallorquines tienen una imagen excepcional? por el cambio en positivo que han propiciado en su país.

Y es que los mallorquines, asegura Ruiz Collado, ?ven el negocio donde otros no lo ven?, y gracias a ello han sobrevivido a otras crisis. Y también han permitido sobrevivir a muchas pymes de la isla, porque su expansión ha revertido en ellas, muchas han dado servicios a los hoteleros en su salida al exterior. Los empresarios han seguido pagando sus impuestos en Balears, y aparte han llevado consigo fuera a empresas mallorquinas de refrigeración, muebles o tecnología.

Sacristán mencionó que, al igual que ha pasado en Dominicana, en Mallorca el boom turístico iniciado en los años cincuenta ha transformado la isla creando riqueza. Sin embargo, dice Ruiz Collado, los hoteleros ?no han sabido transmitir su faceta de apoyo a la sociedad balear?, y esto ha sido ?un error histórico?.

El futuro de la expansión

Por la experiencia de todas aquellas empresas que se aventuraron en los ochenta se hace evidente que la expansión sigue siendo muy rentable. Pero habrá que ver ahora, en este nuevo escenario mundial, cuáles podrían ser los destinos más rentables para ello.

Sampol cree que el futuro puede estar en Costa Rica, Panamá o Cabo Verde. Para Morales podría encontrase en el norte de África, en Libia o Argelia, donde ya se están explorando posibilidades.

Cuba cuando llegue la esperada apertura total es la apuesta de Ruiz Collado. Algo en lo que coincide con Sacristán, que añade también Brasil. Éste considera que la hoteleria mallorquina tiene mucho que hacer todavía. Tras la segunda expansión, que se produjo en los años 90, espera una tercera ola en la que los mallorquines también sean líderes exportando tecnología turística.

El programa se repite el próximo sábado a las 19:50 horas a través del Canal 4 de Mallorca. También podrán seguir los contenidos del programa en el Canal HOSTELTUR de Youtube, accediendo a la lista de reproducción de todos los videos.

Ángeles Vargas (tv@hosteltur.com)


Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.