Diario 5382 21.09.2018 | 23:25
Hosteltur: Noticias de turismo

¿Será el turismo el primer sector en salir de la crisis o el último?

6 mayo, 2009

A pesar de que la economía española se contraerá un 3,2% este año y un 1% en 2010, según las previsiones de Bruselas, el turismo podría ser el primer sector que comienze a remontar este adverso ciclo. Expertos y autoridades reunidos en el foro turístico convocado por la escuela de negocios IESE coincidieron en este pronóstico. Aunque otros mostraron sus dudas.

De acuerdo con las estimaciones dadas a conocer por la Comisión Europea el pasado lunes, el hecho de que España llegue hasta finales de 2010 con una evolución negativa del PIB convertirá a nuestro país en el último de la UE en salir de la recesión económica.

Según apuntó el profesor de IESE Alfredo Pastor, a partir del segundo semestre de 2008, "la gente se asustó mucho", de modo que los indicadores turísticos cayeron de manera más abrupta que el consumo en general.

"Por eso creo que la recuperación en el gasto turístico será más rápida que en otras partidas de consumo", explicó Pastor.

En todo caso, el profesor de IESE apuntó que la salida de la crisis será dolora. "Habrá una limpieza enorme; de aquí a cinco años el sector turístico no será el mismo y los que quedarán serán los que habrán innovado. Y habrá muchísima presión sobre los precios, y los que puedan soportar aguantarán", afirmó.

Una opinión similar fue suscrita por Eulogio Bordas, presidente de la consultora THR, que acaba de elaborar una encuesta sobre cambios en el comportamiento de los viajeros en tiempos de recesión. "Creo que cuando la recuperación económica arranque, la recuperación del turismo será una pelín más rápida".

También el Secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, se abonó a esta tesis. "El turismo será uno de los primeros sectores que saldrá de la crisis", dijo durante la inauguración del encuentro.

Al fin y al cabo, recordó Mesquida, la tasa de paro en otros países europeos no es tan alarmante como en España y la crisis de confianza ha generado a su vez un incremento en las tasas de ahorro de las familias.

¿Pero es posible que el sector turístico español pueda superar antes que otras actividades esta situación tan compleja? Al fin y al cabo, otros países (mercados emisores hacia España) irán saliendo de la crisis antes que España, de acuerdo con las previsiones de Bruselas.

El peso del mercado emisor español

Pero a pesar de que otros países europeos puedan salir antes de la crisis, el sector turístico no debería perder de vista un hecho esencial: hoy por hoy el principal mercado emisor para los destinos españoles no es otro que…España.

Según recordó José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, el 42% de las estancias en hoteles en 2008 correspondió a viajeros españoles. Y a pesar de estas abrumadoras cifras, los mayores esfuerzos de promoción por parte de las Administraciones así como las estadísticas oficiales se siguen centrando en los mercados extranjeros, expuso Zoreda.

Para el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, "probablemente el turismo será el último sector que salga de la crisis, pues aunque la gente siga viajando, será a coste de mucho sacrificio en los gastos", lo que perjudicará la rentabilidad de las empresas.

En suma, dijo Zoreda, vamos hacia una época de mayor austeridad y la demanda no volverá a crecer a las tasas de años anteriores. De ahí que insistiera en la necesidad de mejoras estructurales.

Por ejemplo, los destinos españoles deberían abandonar su posicionamiento como "marca blanca de playa en manos de mayoristas" para transformarse en "clubes de producto".

Ganar en economías de escala vía sinergias empresariales; cambiar la cartera de productos para desestacionalizar; poner fin al "marasmo de legislaciones autonómicas que no suman, restan" fueron otras de las propuestas planteadas por el vicepresidente de Exceltur.

"Todavía algunos piensan que la situación actual podrá superarse con los mismos mimbres, pero el cambio de tercio es tremendo. Ni el mochilero de hoy es el mismo de hace 30 años", concluyó José Luis Zoreda.

Los empresarios hoteleros reclaman esfuerzos coordinados

También intervinieron en el foro de IESE Carmen Riu y Sebastián Escarrer, consejera delegada de Riu Hotels y vicepresidente de Sol Meliá respectivamente. Ambos coincidieron en el diagnóstico de que las empresas saldrán fortalecidas de la crisis (en procesos, estructuras, etc), pero el precio a pagar podrá ser alto.

En este sentido, Escarrer advirtió: "Necesitamos los esfuerzos coordinados de todos los sectores (gobernantes, sindicatos, comunidades autónomas…) para evitar la destrucción masiva de empleo en el sector turístico".


Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar Juan Campamar Juan Campamar hace 9 años
Es curioso ver que ahora "todos" tienen recetas para salir de una crisis que nadie sabe a ciencia cierta cuando se saldrá de ella. Todas las afirmaciones tienen su porcentaje de acierto. Turismo siempre ha sacado a todos los países de las crisis económicas. El turismo receptivo, (nunca se habla de el) es el que realmente aporta dividendos al país, aunque las pernoctaciones de consumo interno sean importantes, el que realmente compensa la balanza de pagos es el receptivo, y Jose Luis Zoreda lo sabe. Mucho énfasis critico en modelos como sol y playa, marcas blancas, etc. mientras los operadores han soportado los costes de distribución y comercialización y la ocupación sobrepasaba la capacidad, todos estábamos felices con ello, además de la crisis, padecemos la fiebre persecutoria del cliente directo. Mi experiencia personal me dice, que esta crisis nos ha pillado en una situación mucho mejor que las anteriores, no es lo mismo una crisis en casa de un pobre que en la de un rico (en los últimos años hemos vivido todos como ricos), refrescar la memoria a veces funciona. En resumen, habida cuenta que en Europa (países emisores) la crisis se percibe de forma muy distinta que la que nos relatan los medios de comunicación de este país, los clientes usuarios siguen necesitando de un periodo vacacional de sol y playa (aunque se empeñen algunos en que no sea así), y para ello estamos todos los destinos (receptivos) del mediterráneo esperándoles con los brazos abiertos, algunos firmes en la oferta, otros nerviosos regalando estancias (de eso ha habido siempre). Suerte a todos, pesimistas y optimistas, el balance en Octubre.