Llenar la experiencia turística de contenido

No sé si conocen Balzac TV. Es una página/televisión que edita programas culturales de unos 15 minutos muy cuidados y con una producción de muchísima calidad. Recientemente publicó Turismo. Espacios de Ficción en el que, como ellos dicen, han  "querido acercarnos al turismo del futuro aprovechando la exposición", presentada por el DHUB Barcelona.

"No es fácil aproximarse a los cambios que comporta el turismo hoy. Arquitectura, naturaleza, tecnología, arte, todo ello se entremezcla en lo que podemos llamar la sociología del turismo del XXI. Una actividad que debe buscar nuevas variables como industria y actividad humana esencial”.
 
La exposición recoge algunas de las tendencias más innovadoras en cuanto al futuro turístico y la integración de nuevas tecnologías y conceptos sociológicos, urbanísticos y arquitectónicos en ese futuro. Resulta interesante descubrir las posibilidades que las nuevas tecnologías y una nueva concepción del turismo ofrecen a la industria.
 
El video da lugar a algunas reflexiones interesantes. Vicente Guallart, arquitecto, define por ejemplo como turismo de ficción aquel que trata de encontrar el mismo disfrute en el destino de origen y en el destino turístico. Todos tenemos en mente al turista que busca una similitud de actuaciones entre las que realiza en sus ratos de ocio en origen y las que realiza en el periodo vacacional. Evidentemente aquí hay un cambio espacial y temporal, claves para que exista una experiencia turística, pero desde un punto de vista sociológico, y posiblemente psicológico, ese cambio es muy relativo. Sin tratar de hacer juicios de valor sobre la bondad de un tipo de turismo sobre otro, parece claro que intelectualmente la capacidad de traslado de la experiencia de ese llamado turismo de ficción es muy relativa. Una de las claves del disfrute turístico está en la reinterpretación del tiempo y del espacio. Autores como Dean MacCannell, Scott Lash o John Urry han puesto en claro la importancia de estas dimensiones espaciotemporales.

Espacios desconocidos
 
La ausencia de estatismo, la búsqueda de espacios desconocidos implican una apuesta por un traslado del ser humano en su integridad, desde que limitamos esos espacios a entornos más o menos reconocibles estamos aceptando poner límites a nuestras experiencias. Para Guallart el turismo de masas trata de domesticar los espacios que visita, trata de aprehenderlos para dominarlos, mientras que el turismo, llamémosle de modo impropio, de calidad, trata que esa aprehensión lleve a la comprensión.
 
Ante la pregunta de si existe un turismo del Siglo XXI, Guallart responde que éste ha de ser local, de modo que se potencia la excelencia local para aumentar la diversidad. Efectivamente, estamos hablando de la creación de experiencias únicas, de esa búsqueda constante del adprosumer por acceder a la particularidad. Sólo desde la diferenciación local del destino podrá éste integrarse en la totalidad del deseo turístico.
 
Pero no existe actividad turística sin actividad humana, sin que el ser humano participe en el destino. Carlos Ipser, comisario de la exposición, comenta como el turismo de sol y playa a evolucionado según evolucionaba la sociedad y no ha sido sino un reflejo de la cultura en la que se ha desarrollado. Por supuesto, eso ha tenido también su reflejo en su carácter urbanizador y cómo en cada periodo ha enfocado esta característica.
 
Los mapas dinámicos
 
Muestra también Ipser algunas innovaciones que se están introduciendo en la experiencia turística, como es el caso de los mapas dinámicos. Mapas que se adaptan a las necesidades del viajero y que se alimentan constantemente de la información que le viene de múltiples fuentes, y que cambian no ya según el espacio, sino también según el tiempo, integrando esta dimensión en un entorno tradicionalmente espacial.
 
Además, dice Ipser, las ciudades huelen y el descubrimiento e integración del olor en la experiencia turística es una forma perfecta de aumentar la capacidad de recibir sensaciones. Dejamos de entender el olor como algo que meramente está ahí para gestionarlo y revestirlo del valor adecuado para el viajero.
 
Y por supuesto, no hay que olvidar al turismo como excusa para mejorar las infraestructuras locales, en una acción en la que la población local y la viajera se benefician mutuamente y donde se coordinan y orquestan deseos, necesidades y satisfacciones.
 
Para terminar de reflexionar sobre este capítulo de Balzac TV una ideas de Julen Iturbe. “Este episodio evoca la plasticidad del turismo actual. Aborda la experimentación para hacer evidente las múltiples formas de vivirlo”. “Redibujar los territorios integrando en ellos espacios que funden lo digital y lo virtual es apasionante”.
 
Acercarnos a las necesidades del viajero supone llenar su experiencia turística de valor, de nuevas formas de disfrutar el destino y de nuevas posibilidades de integrar espacios y tiempos de modo que estos se acerquen a los deseos del visitante.
 
 Juan Sobejano (juan.sobejano@hosteltur.com)
 
balzac tv.jpgbalzac tv.jpg

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Gina22/05/2009 10:05:00

Nos alegra que te guste el capítulo de turismo.
Es una temática difícil de comunicar y de entender si se relaciona con la arquitectura para no caer en los estereotipos de siempre.
Saludos!

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.