Una fiscalidad flexible, entre las reivindicaciones de CEHAT y FEHR a los futuros europarlamentarios

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) y la Federación Española de Hostelería (FEHR) han elaborado un decálogo que presentarán a los futuros eurodiputados españoles con el objetivo de que tengan en cuenta las prioridades del sector y las defiendan en el ámbito de la Unión. Entre ellas se encuentra la implantación de un sistema de fiscalidad flexible.

 El listado, realizado ante las elecciones del próximo 7 de junio, recoge asuntos sanitarios, laborales, medioambientales, referidos a información alimentaria, financieros o fiscales (puede consultar el decálogo completo en el archivo adjunto que encontrará al final de la noticia). Se trata de temas sobre los que el Parlamento Europeo deberá pronunciarse y que “afectan directamente a la supervivencia de las empresas de hostelería española”, afirman ambas organizaciones.
 
IVA reducido
 
En materia fiscal, hoteleros y hosteleros solicitan un sistema que tenga en cuenta la estacionalidad de esta industria, así como el mantenimiento del actual IVA reducido para la hostelería, “buscando la posibilidad de mejoras que permitan dinamizar la actividad económica y el empleo”. “Una de las medidas de choque para poder ser más competitivos es que pudiésemos reducir el IVA en temporada baja para mejorar la captación de clientes. Proponemos un bajada del 50% pero es un porcentaje que podríamos negociar”, afirmó el presidente de la CEHAT, Joan Molas, quien en el vídeo adjunto explica los objetivos del decálogo.
 
“Los políticos nos dicen que no pueden tener en cuenta nuestras medidas porque pueden ser consideradas ayudas de Estado, prohibidas en Europa. Por lo tanto, pedimos a la UE que conceda a los Gobiernos de los países miembros potestad para ser flexibles en determinados aspectos. No se trata de que se autoricen las ayudas de Estado pero sí de que haya mayor flexibilidad con ellas”, señaló Ramón Estalella, secretario general de la patronal hotelera.
 
Formación continua
 
Otro de los puntos del decálogo hace referencia al establecimiento de políticas sociales y de empleo “modernas”. En este sentido, Emilio Gallego, secretario general de la FEHR, comentó que en España la reforma del mercado laboral se vincula con el abaratamiento del despido y lo que ambas patronales quieren realmente es “trasladar experiencias que están siendo un éxito en otros países”, como es el caso del empleo a tiempo parcial. Además incidió en la necesidad de aumentar las remuneraciones salariales en base a la mejora de la productividad.
 
En cuanto a la formación, José María Rubio, presidente de la federación, explicó que proponen dos tipos, la dirigida a pequeños empresarios sobre gestión de la empresa y la de los trabajadores. “Cuando todo ha ido bien no hemos sido conscientes de la necesidad de formarnos y es fundamental para que las empresas sean competitivas. Muchos han gestionado sus negocios a partir de la intuición”, indicó. “Y un empresario formado incita más a los empleados a que también se formen”, continúo. Tanto él como Molas coincidieron en señalar que el objetivo es conseguir profesionales que no estén en el sector “de paso”.
 
Relaciones exteriores
 
Por otro lado, CEHAT y FEHR proponen que los consulados de los Estados Miembros fuera de la UE sean auténticas oficinas de emisión de visados para turistas que quieran visitar Europa. La idea es que todos los consulados permitan tramitar visados para cualquier país comunitario.
 
En relación a este asunto avanzaron que intentarán aprovechar la presidencia española de la Unión durante el primer semestre de 2010 para potenciar que se concedan visados de al menos 30 días a los viajeros rusos. De esta forma, el medio millón que visita España podría doblarse o incluso triplicarse en poco tiempo y sería un forma de compensar la caída de mercados consolidados, como el británico.   
 
Cambio de actitud
 
Tras la exposición de las diez medidas, Joan Molas lamentó que la campaña haya comenzado “con enfrentamientos entre los partidos en clave española y no apelando a ideas a nivel europeo”, y pidió a los 50 eurodiputados nacionales que defiendan los intereses del país en la UE. “Hay que pensar en global pero actuar de manera local porque hay temas muy concretos que sólo nos afectan a nosotros”, resaltó.
 
“La Hotrec [Hotels, Restaurants & Cafés in Europe], a la que pertenecen tanto la CEHAT como la FEHR, está defendiendo los intereses de la hostelería europea en su conjunto, pero hay mucha normativa que en principio no se puede consensuar con todo el sector en Europa”, agregó Estalella. “Los eurodiputados pierden su condición de españoles para pasar a ser miembros de partidos políticos. No van a defender nuestros intereses, sino los que dicten sus grupos”, lamentó.
 
Por su parte, Gallego apuntó que la necesidad de homogeneizar determinados aspectos a nivel europeo, para lograr una unidad de mercado que calificó de positiva, no puede generar que se pierda la identidad de productos fundamentales para ser turísticamente competitivos.

Araceli Guede (hoteles@hosteltur.com)
 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.