Diario 5404 18.10.2018 | 07:09
Hosteltur: Noticias de turismo

Los parques temáticos de Bugs Bunny suspenden pagos

16 junio, 2009
A pesar de haber registrado en 2008 una cifra récord de facturación, la empresa estadounidense de parques temáticos Six Flags ha suspendido pagos, aunque continuará operando.
Six Flags se acoge al capítulo 11 de la Ley de Bancarrotas de EE UU (el equivalente a la suspensión de pagos o concurso de acreedores) de modo que mantendrá abiertos los 20 parques temáticos que explota en EE UU, a los que se suman uno en Canadá y otro en México.

Six Flags también gestionará otro parque temático que se está contruyendo en el emirato de Dubai, en el Golfo Pérsico.

El año pasado, por los parques temáticos de Six Flags pasaron un total de 25 millones de visitantes y la compañía facturó 275 millones de dólares. Desde 2006, la compañía estaba siendo gestionada por un nuevo equipo gestor, que introdujo importantes cambios en la operativa de los parques para mejorar el servicio.

Los parques temáticos Six Flags atraen especialmente al público familiar y en este sentido sus espectáculos se apoyan en los personajes de dibujos animados Looney Tunes (Bug Bunny, Pato Lucas, Piolín, el Coyote, etc), gracias a un acuerdo con Warner Bros. También atraen a los amantes de las montañas rusas, pues la empresa ha construído algunas de las más rápidas y altas del mundo.

Una deuda acumulada de 2.400 millones de dólares

Sin embargo, la deuda acumulada que soporta la empresa, de 2.400 millones de dólares, una carga heredada del anterior equipo gestor, ha forzado a Six Flags a acogerse a la protección financiera que le brindará ahora la suspensión de pagos. La compañía espera reducir dicha deuda a 600 millones de dólares una vez finalize el proceso de reestructuración.

En una "Carta abierta" a los empleados de la compañía, el presidente ejecutivo de la compañía, Mark Shapiro, explica que el año pasado la empresa tuvo que hacer frente al pago de 175 millones de dólares en intereses, además de 100 millones más para mejoras en los parques temáticos.

"Es más, en los próximos doce meses debíamos hacer frente al pago de otros 400 millones de dólares de deuda, que no puede ser refinanciada hoy en los mercados financieros", apunta Shapiro.

La empresa pide a los empleados que hablen abiertamente del tema

La marca Six Flags y el modelo de negocio de la empresa se fundamentan en bases sólidas, remarca el presidente del grupo. "Este proceso es estrictamente una reestructuración financiera de nuestra deuda y de este modo es como los empleados deberían verlo y hablar sobre él", explica Shapiro.

Six Flags pide a sus empleados que mantengan la calidad del servicio y la amabilidad hacia los visitantes. "Más que nunca, los consumidores buscan experiencias que ya conocen y en las que confían".

Al mismo tiempo, el presidente de la compañía anima a los empleados de Six Flags a que actúen como "embajadores de la compañía", compartiendo con sus familiares, amigos, vecinos, blogs, etc, la información que la empresa les ha transmitido. "La gente quiere estar informada", concluye Mark Shapiro.

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.