El turismo idiomático cae un 15% y reclama una promoción más coordinada

El turismo idiomático también es uno de los segmentos que se está resintiendo este año en España. Desde hace por lo menos una década no ha parado de crecer pero en 2008 las cosas comenzarona cambiar. El año pasado los estudiantes que viajaron a este país para aprender castellano descendieron un alrededor de un 15% y este año la caída continúa.

Según ha explicado el presidente de la Federación de Escuelas de Español como Lengua Extranjera (FEDELE), Francisco Pérez ésta es la primera caída que se produce en "muchos años", en los que se ha crecido en torno a un 8 % de promedio anual.

En 2000, el aprendizaje del español atraía a unos 130.000 estudiantes a nuestro país, cifra que se elevó cada año hasta alcanzar los 256.000 el pasado año. Y según el último informe de Turespaña llamado ‘Estudio sobre el turismo idiomático en España", este segmento generó en 2007 unos ingresos de 462,5 millones de euros, considerando el coste de los cursos, el alojamiento, la manutención, el ocio y otros gastos.
 
En 2009, el turismo idiomático también se ha visto afectado por la crisis económica, especialmente en el mercado de larga distancia donde la caída es del 20%, mientras que el volumen de alumnos procedentes de Europa ha descendido un 10%.

Estados Unidos y Francia son dos de los emisores en los que más se han notado los descensos, al igual que Alemania, que es el "principal motor" de los centros españoles, y Japón.

La FEDELE agrupa a escuelas de Canarias, Andalucía, Castilla y León, Catalunya, Comunitat Valenciana, Comunidad de Madrid y País Vasco, y según Pérez, "todo el mundo nota bajadas".

Coordinación a nivel nacional

La Federación ha solicitado a Turespaña la puesta en marcha de acciones "de choque" de mercadotecnia, que aún no se han concretado, así como anuncios en revistas especializadas para reactivar este segmento.

Francisco Pérez se ha mostrado convencido de que la promoción del turismo idiomático "tiene que ser conjunta, no tan disgregada por comunidades autónomas".

En este sentido, ha defendido la necesidad de "unificar" la promoción y acudir a los mercados emisores con la marca España, lo que, a su juicio, permitiría obtener mejores resultados en promoción.
 
Un ejemplo de la descentralización de la promoción del turismo idiomático ha sido la iniciativa de Turismo de Santiago de Compostela.
 
Recientemente la responsable de promoción de la capital gallega, Flavia Ramil viajó a Tokio junto a una delegación de ciudades españolas con monumentos inscritos en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco con el fin de fomentar el turismo lingüístico.
 
Ramil se reunió en el  Instituto Cervantes de la capital japonesa con "agentes de turismo idiomático, representantes de universidades, turoperadores y periodistas”. El objetivo de estos encuentros ha sido "atraer a personas interesadas en aprender un idioma" para que viajen a Santiago de Compostela.

En la actualidad, la lengua de Cervantes es hablada por casi 500 millones de personas en todo el mundo y, según las previsiones, en 2050 esta cifra se incrementará hasta los 600 millones de hispanohablantes
 
Noelia Cedrés (actualidad@hosteltur.com)
 
idioma.jpgidioma.jpg

estudio.jpgestudio.jpg

estudio.jpgestudio.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.