Julio se está reservando "en el último segundo" y agosto es un solar con casi todo por vender

Si en los últimos años las reservas de "última hora" se habían convertido en moneda corriente, este año esa tendencia ha llegado a límites nunca conocidos. La incertidumbre del mercado ante la crisis está retrasando la decisión de compra y propiciando que una reserva al Caribe se haga con apenas tres o cuatro días de antelación.

Según varios turoperadores consultados por HOSTELTUR, el miedo del mercado a consumir está retrasando las reservas hasta casi el momento del viaje. Javier Gómez, director comercial de Mundicolor asegura que la salida a Tenerife que está prevista para el próximo viernes, día 3, no empezó a venderse a buen ritmo hasta el jueves y viernes pasados, y todavía queda alguna plaza libre.
 
Este retraso en las reservas, hasta menos de una semana antes del viaje, se produce en los viajes de larga distancia, como por ejemplo al Caribe. En los viajes más cortos la antelación es mucho menor, siendo incluso habitual la compra con un par de días de antelación o, incluso, de un día para otro. Detrás de este comportamiento, además de la incertidumbre económica, se esconde también la experiencia del cliente que sabe que cuanto más espere, mejor precio encontrará.
 
Agosto está casi todo por vender
 
Y si la antelación en la reserva es de unos pocos días para viajes en julio, para agosto está casi todo a la espera. “Agosto es un solar, está casi todo por vender”, señala el directivo de Mundicolor, que pronostica que “se venderá muy al final, y habrá que estar al pie del cañón durante la primera mitad del mes”.
 
En cuanto a los destinos, los que más están sufriendo son Cancún y República Dominicana, mientras que Cuba está comportándose mejor. Y respecto a los destinos nacionales, las reservas a los dos archipiélagos están funcionando mejor que otros destinos, habiéndose convertido en ‘destinos refugio" respecto a otros más lejanos, por factores de proximidad, pero sobre todo de precio, ya que las bajadas aplicadas por los hoteleros los han convertido en  opciones mucho más competitivas que otros años respecto al Caribe.
 
Por su parte, el presidente de AEDAVE, José Manuel Maciñeiras, señala a este diario que “más que reservas de última hora, habría que calificarlas de ‘último segundo", especialmente en lo referentes a plazas de operaciones de riego”. Y añade que, en los destinos de corta distancia “se está reservando hasta en el mismo día. Se prevé que se cubran las plazas, pero sufriendo hasta el final, y con precios más bajos”.
 
Peligro de dumping
 
Toda esta situación está siendo combatida por las grandes agencias y turoperadores a base de precio, con descuentos del 20%, del 30%, y otras promociones, en un intento desesperado por salvar los muebles este verano, en una abierta ‘guerra de precios", en la que muchos han coincidido en acudir a ‘garantizar el precio", tanto las grandes redes como las agencias online.
 
Ante esta tendencia, Maciñeiras señala que “hay que respetar las estrategias comerciales de las empresas”, y considera positivas “las campañas realizadas con gran imaginación”, si bien advierte de los “peligros” de jugar con el precio. “No digo que se esté haciendo dumping, pero advertimos que es algo que hay que evitar. Desde las asociaciones recomendamos a las empresas que no se dejen llevar por el nerviosismo, ya que rebajar tantos los precios es pan para hoy y hambre para mañana”. 
 
José Manuel de la Rosa (josemanuel.delarosa@hosteltur.com
 
Ultima hora dentro.jpgUltima hora dentro.jpg

Ultima hora fuera.jpgUltima hora fuera.jpg

Ultima hora fuera.jpgUltima hora fuera.jpg

Comentarios 2

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

PEDRO1/07/2009 10:07:00

Julio se está reservando "en el último segundo" y agosto es un solar con casi todo por vender

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.