El Banco Mundial advierte al G-8 de que la recuperación económica prevista para 2010 aún está en riesgo

El G-8, que se reunirá a partir de mañana miércoles en Italia, no debería dar por segura la proximidad de la recuperación económica, según se desprende de una carta enviada por el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, a los líderes de este grupo de países industrializados.

Según expone Zoellick, las intervenciones llevadas a cabo por los bancos centrales y los gobiernos parecen "haber interrumpido la caída" de la economía global gracias a la estabilización de los mercados financieros y el impulso de la demanda.

No obstante, el presidente de la institución financiera advierte de que "2009 continúa aún siendo un año peligroso. Los recientes avances podrían dar marcha atrás facilmente y el ritmo de la recuperación en 2010 está lejos de ser seguro".

Lo cierto es que algunos de los países más desarrollados del mundo incluso ya están estudiando una batería de medidas sobre la base de que la recuperación está próxima. Pero según Zoellick, "para el mundo en desarrollo es demasiado pronto para pensar en este tipo de medidas".

La cumbre del G-8 (organización formado por Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Estados Unidos y Rusia) tendrá lugar en L'Aquila del 8 al 10 de junio. También participarán como invitados los mandatarios de China, Brasil, México, India, Suráfrica y Egipto.
 
Alerta del banco suizo UBS sobre la economía española

Por otra parte, el estallido de la burbuja inmobiliaria y sus efectos en el mercado laboral dejan "poco lugar al optimismo" a corto plazo, según afirma el banco suizo UBS en un informe dedicado a España.

En dicho informe, la entidad financiera augura que "el desastre continuará" para la economía española, que podría sufrir una tasa de paro del 25% y registrar caídas adicionales del precio de la vivienda de al menos un 20%.

"Observamos pocas razones para el optimismo a corto plazo. Especialmente, el mercado laboral continuará empeorando rápidamente afectando al resto de la economía", afirma la entidad helvética.

Precios de la vivienda a la baja y cambios estructurales

Asimismo, UBS señala que no es ni mucho menos desdeñable que se produzca una caída de precios de la vivienda adicional de al menos el 20% y afirma que el precio de la vivienda en España llegó a estar sobrevalorado en un 54%.

Por otro lado, el banco suizo advierte de que uno de los principales "daños colaterales" será el impacto sobre las arcas públicas, que se están deteriorando a un ritmo "extremadamente rápido".

No obstante, la entidad apunta que el margen de maniobra todavía es amplio debido al bajo nivel de endeudamiento público, así como la menor carga vía impuestos en comparación con otros países europeos, lo que podría proporcionar ingresos extras.

UBS vaticina que de cara a los próximos dos o cinco años se impondrá un amplio cambio estructural de la economía española, que deberá conseguir un nuevo patrón de crecimiento antes de que pueda afirmarse que la recuperación será sostenible. "Y esto llevará años", concluye la entidad.

HOSTELTUR (actualidad@hosteltur.com)
 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.