La idiosincrasia española sale al rescate de la economía

La idiosincrasia española sale al rescate de la economía. Según apunta el presidente de la Asociación Española de Expertos Científicos en Turismo, Enrique Torres, el optimismo del que el español hace gala (por su tendencia al consumo y la importancia que da al ocio) contribuirá a salir antes de la crisis.

Enrique Torres, profesor titular de Economía Aplicada de la Universidad de Málaga, ha dirigido el curso internacional de verano de la Universidad malagueña sobre "La crisis económica y el futuro de la industria turística".

"Hemos estado diciendo que viene el lobo y nos hemos encontrado con muchos lobos", explicó Torres. Pero al mismo tiempo, añadió, "hay una crisis real y otra virtual". Y por ello, mientras los consumidores tengan la sensación de que la crisis permanece, "seremos mucho más prudentes a la hora de gastar".

El presidente de AECIT recordó que el turismo tiene una gran sensibilidad ante la crisis, dada la disminución de renta de las personas que comporta. "El turismo crece no entre los más ricos, sino entre los que menos renta tienen, que serán los que más sufran la crisis", explicó.

Pero al mismo tiempo, remarcó, esta actividad "ha demostrado recuperarse con mucha rapidez".

Tendencias que se aceleran


Por otra parte, Enrique Torres destacó que "la generalización de contrataciones mediante Internet y la eliminación de muchos intermediarios es un hecho que va a acelerarse con la crisis".

Por ello, dijo, empresas y destinos tendrán que adaptarse a ello y los que más preparados estén sobrevivirán porque reducirán costes y mejorarán su oferta de precios.

Cambio de paradigma


Pero más allá de la recesión económica en los principales mercados emisores que ha provocado una caída de la demanda turística y nuevos hábitos de compra, el presidente de AECIT también se refirió a la necesidad del turismo español de cambiar "hacia otros enfoques".

A este respecto, explicó que "a los que tengan sus tareas al día no les va a pasar nada". En cambio, "las empresas que no son tan claramente rentables o no han planteado bien su propia gestión empresarial, tendrán que cambiar o perecer, como suele ocurrir en épocas de crisis, o ser absorbidas o compradas por otras, que es el mal menor".

También ha advertido de que "el turismo es un proyecto social" y, por tanto, es importante la reacción de la sociedad en su conjunto: desde el Ayuntamiento hasta el Gobierno central, pasando por los empresarios, los trabajadores y la sociedad civil.

HOSTELTUR (actualidad@hosteltur.com)
 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.